TRIBUNALES

El vecino de Pamplona acusado de abusar repetidamente de dos niñas ante el juez: "Toqué más a una porque coincidía más a solas"

El hombre ha reconocido que tocó a las dos hijas de la familia con la que compartía casa en Pamplona.

Una niña se tapa la cara con las manos. ARCHIVO
Una niña se tapa la cara con las manos. ARCHIVO  

El vecino de Pamplona, de nacionalidad extranjera, acusado de abusar de forma continuada durante 5 años de dos hermanas desde que éstas tenían 9 años ha reconocido los abusos ante el juez: "Sí, las toqué".

La fiscalía solicita 17 años de prisión para el hombre, la acusación particular pide por su parte 21 años de cárcel, mientras que la defensa ha solicitado que sean 10 los años de prisión ya que no considera probado que haya habido penetración vaginal.

El hombre, que ha sido juzgado este martes 2 de mayo en Pamplona,  ha reconocido que tocó a las dos hijas de la familia con la que compartía casa en Pamplona, sin embargo, ha señalado que "fue por encima de la ropa". Además ha reconocido que las besó y que les pidió que le "tocaran el pene" en una de las ocasiones ofreciéndoles 20 euros. A la pregunta de por qué abusaba de forma más reiterada de una de las niñas en particular ha señalado que "porque coincidía a solas más tiempo" con ella. La otra niña tenía actividades extraescolares y coincidía en casa menos horas con ella.

También ha reconocido también que besó en la boca a las niñas y obligó a una de ellas a que le tocase el pene, en ocasiones con el pie ofreciéndoles usar su tablet para jugar mientras tanto.

El acusado vivía con su pareja en una de las habitaciones de la casa aunque la mujer solo estaba el fin de semana porque trabajaba fuera.

Los abusos se produjeron cuando los padres de las menores no estaban en el domicilio a la hora de comer o durante la noche. Aprovechando que todos dormían se metía en la habitación de las niñas para tocarlas, según han relatado al detalle las menores. Una madrugada llegó a aparecer desnudo en la habitación de las pequeñas "bailando" según ha señalado una de ellas y les ofreció 20 euros para que le tocaran el pene. Las niñas asustadas se bajaron a la calle a esperar a que llegara la hora de ir al colegio.

El momento más duro del juicio ha sido la declaración de las menores, que por recomendación de los psicólogos y con el fin de no entorpecer el tratamiento han considerado oportuno hacerlo mediante una grabación.

Las menores rompían a llorar al recordar los años en los que el hombre las habían sometido a tocamientos de "forma habitual" en la casa en la que vivían con sus padres que permanecían al margen de lo que ocurría, llegando a introducir los dedos en la vagina de una de ellas. Al preguntarles juez instructor porqué no lo contaron antes señalaron que sentían mucha vergüenza y que no querían hacer daño a su madre.

Ambas menores, además, han señalado que el hombre llegó a abusar de otra menor, amiga de las niñas, a la que invitaron a dormir a casa un día.

El hombre se encuentra en prisión provisional desde que se denunciaron los hechos en 2016, días después de que una de las niñas decidiese contarle a su madre lo que había pasado una vez finalizada la convivencia con el acusado.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.