TRIBUNALES

Los viajes del Congreso confirman que Barkos estaba en Madrid mientras cobraba dietas por reuniones en Pamplona

Compaginó su puesto como diputada y concejal y ahora le reclaman que devuelva 208.000 euros por reuniones irregulares. 

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos (Geroa Bai-PNV). IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta de Navarra, Uxue Barkos (Geroa Bai-PNV). IÑIGO ALZUGARAY  

Los viajes de Uxue Barkos (Geroa Bai-PNV) facilitados por el Congreso de los Diputados han ratificado que la actual presidenta de Navarra se encontraba en Madrid mientras cobraba dietas por asistencia a reuniones de grupo en Pamplona.

NAVARRA.COM ha tenido acceso a la relación de viajes entre Pamplona y Madrid pagados con dinero público que certifican que Uxue Barkos se trasladaba a la capital de España de manera constante, lo que le impedía estar presente en las reuniones que pasó a cobrar como dietas como concejal en Pamplona. 

El caso lo investiga el Tribunal de Cuentas en un procedimiento por alcance bajo la acusación de la asociación Iustitia et Veritas en el que la juez ha fijado en 208.610,61 euros la cantidad que Barkos podría tener que devolver por el cobro de reuniones irregulares de ella y de los concejales de Geroa Bai que ella misma certificó entre 2007 y 2012, año en el que saltaron a la luz los posibles cobros ilegales. El consistorio de Pamplona modificó el sistema de justificación de reuniones en 2013. 

Uxue Barkos compaginó durante ocho años (2007-2015) el puesto de diputada en el Congreso con el de concejal en Pamplona bajo las siglas de las coaliciones nacionalistas de Nafarroa Bai y Geroa Bai. Viajaba a Madrid para asistir a las comisiones y plenos de la Cámara baja. Por su cargo en el Congreso percibía un salario de más de 85.000 euros anuales, mientras que en Pamplona se embolsaba otros 19.000 euros por dietas de reuniones. También cobró dietas por asistencia a reuniones de la Mancomunidad de Pamplona. En total, más de 110.000 euros anuales durante 8 años sin cargos de responsabilidad. 

Sin embargo, la mayoría de las  reuniones por las que Barkos cobró de Pamplona durante todos esos años no cuentan con acta, ni convocatoria, ni fecha, ni hora ni relación de asistentes. Son las denominadas "reuniones de grupo", citas que el consistorio de Pamplona ya ha confirmado al Tribunal de Cuentas que carecen de soporte documental que justifiquen su pago. El Ayuntamiento ha reconocido ante la juez que no tiene ningún documento que avale las supuestas reuniones de Uxue Barkos

El reglamento orgánico de Pamplona exigía la "concurrencia efectiva", es decir, la certificación por parte del secretario de la celebración de las reuniones. Sólo los plenos y las comisiones cuentan con actas que evidencian la asistencia de cada edil. Además, las reuniones de grupo no están consideradas como "órganos colegiados" del consistorio, tal y como recoge el propio reglamento municipal. 

Esta situación de cobros irregulares afectó a concejales de todos los grupos en las últimas legislaturas, pero sólo Uxue Barkos viajaba a Madrid para asistir al Congreso, lo que le hacía imposible asistir a todas las reuniones que aseguró haber mantenido. 

REUNIONES A RAUDALES

En sus justificantes para cobrar siempre el tope de 13 reuniones mensuales (el límite eran 156 reuniones anuales), Barkos llegó a aseverar, por ejemplo, que mantuvo 218 reuniones en el año 2012, de las que 162 eran reuniones de grupo, sin acta ni certificación alguna.

Es decir, el 74% de las reuniones que Uxue Barkos aseguró mantener en la capital navarra para cobrar dietas por asistencia no tienen fechas ni actas que confirmen su celebración. Pamplona se las creyó y las pagó. Una práctica que se repite en todos los ejercicios analizados, entre los años 2007 y 2012. 

Vistos los distintos años, la ahora presidenta en 2007 pasó a cobrar 94 reuniones (la legislatura comenzó en junio), en 2008 declaró 205 reuniones en Pamplona en jornadas distintas; llegó a las 195 en el año 2009 y aseguró haberse reunido en 185 ocasiones de días diferentes en el año 2010. En 2011, año de elecciones municipales y generales, las reuniones fueron 177. 

Los viajes facilitados por el Congreso de los Diputados reflejan una actividad constante de Uxue Barkos, que viajaba en el tren Altaria o en el avión desde el aeropuerto de Noáin los lunes por la tarde o los martes a primera hora para llegar a las comisiones del Congreso. En algunos casos utilizó el coche particular y percibió el dinero mediante el sistema de "kilometraje". Los viajes se producían al menos tres semanas al mes, lo que hacía imposible a Uxue Barkos estar presente en las reuniones de su grupos municipal en esas jornadas. 

Los viajes reflejados por el Congreso de los Diputados no especifican los horarios, pero dejan claros los días en los que Barkos no estaba en Pamplona. Las actas de comisiones y plenos del Congreso de los Diputados certifican, además, la presencia de Barkos en Madrid. 

LA SEMANA HABITUAL DE BARKOS

La ahora presidenta del Gobierno de Navarra acudía los lunes a la comisión de Presidencia del consistorio de Pamplona y una o dos veces al mes participaba en el pleno municipal, lo que le permitía sumar sólo entre 5 y 6 reuniones avaladas por el secretario municipal. En algunas etapas integró la comisión de Urbanismo, que se celebraba los miércoles y a la que no acudía ya que se encontraba en Madrid. Las actas así lo reflejan.

Barkos, sin embargo, cobró todos los meses de sus ocho años como concejal en Pamplona el máximo de las dietas posible, algo sorprendente en una persona con una intensa actividad en Madrid y que, además, en 2011, pasó por el complejo trance de una dura enfermedad que le obligó a abandonar la activad política durante varios meses. También en esos meses de convalecencia mantuvo el ritmo de cobro de dietas. 

Como representante del grupo mixto, Barkos asistía a constantes comisiones y plenos en el Congreso, citas que tenían lugar de martes a jueves. La ahora presidenta del Gobierno, con el apoyo de Podemos, Bildu e I-E, fue en su última legislatura miembro de la junta de portavoces, adjunta a la comisión de Justicia, portavoz de la comisión de Empleo y Seguridad Social, de la de Reglamento, la del Estudio del Cambio Climático, participó en la ponencia de propuestas de Empleo Juvenil, en la de Medidas Urgentes de Reforma del Mercado Laboral o en la de Protección de Trabajadores a Tiempo Parcial, entre otras. Una agenda frenética en Madrid. 

Las actas del Congreso y sus intervenciones recogidas en el diario de sesiones confirman algo que los viajes han dejado ahora más claro todavía: Uxue Barkos estaba en Madrid mientras cobraba dietas por asistencia en Pamplona.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.