TRIBUNALES

Se muestran por primera vez los vídeos de la supuesta violación de 'La Manada' en Pamplona: "Son repugnantes"

El tribunal ha decidido someter a los dos peritos a un careo para discernir si lo que ocurrió en el portal de la calle Paulino Caballero fue una violación o sexo consentido.

Carlos María Bacaicoa, abogado de la víctima de violación en San Fermín, a la entrada al Palacio de Justicia (8). IÑIGO ALZUGARAY
Carlos María Bacaicoa, abogado de la víctima de violación en San Fermín, a la entrada al Palacio de Justicia (8). IÑIGO ALZUGARAY  

Los vídeos que grabaron los acusados de la supuesta violación grupal de los Sanfermines han sido exhibidos este martes en la séptima sesión de la vista oral del juicio por estos hechos, en la que además han estado declarando durante casi tres horas los policías forales que interpretaron las imágenes.

En un receso de la sesión, Carlos Bacaicoa, abogado de la joven denunciante, ha manifestado: "Sólo puedo decir que los vídeos son repugnantes".

Es la primera vez que se han mostrado los vídeos en la sala. La práctica de esta prueba ha sido más larga que el tiempo que se ha ido dedicando en las anteriores sesiones a otras pruebas y declaraciones de policías y testigos.

La sesión ha comenzado sobre las diez de la mañana y ha finalizado sobre la una, cuando se ha hecho un receso.

Durante esas tres horas, además de la exhibición de los vídeos, han estado declarando los dos policías forales que realizaron un informe en el que interpretaban las imágenes.

Se han exhibido seis vídeos en esta primera parte de la sesión y quedan pendientes de ver un último vídeo y dos imágenes, que está previsto que se muestren esta misma jornada.

En total los vídeos tienen una duración de 96 segundos de vídeo grabados por los cinco acusados de la presunta violación grupal durante los Sanfermines de 2016 y que han sido, en parte, escrutados este martes.

El tribunal que juzga el caso ha decidido someter a un careo y puesta en común a los dos peritos que han analizado los vídeos, para tratar de discernir si lo que ocurrió en el rellano de Paulino Caballero fue una violación o si, por el contrario, el sexo era consentido. 

"ME TOCA, ME TOCA"

Este pasado lunes un agente de la Policía Foral explicó en el juicio las conversaciones que tuvieron lugar en el portal de Pamplona, adonde la joven reconoció que no entró por la fuerza, si bien mantuvo que en ningún momento quería mantener sexo con los acusados. 

El especialista depuró los archivos de audios para exponer algunas de las frases de los procesados, como "me toca, me toca", "todos, todos" e incluso alusiones a acciones sexuales sobre a quién le correspondía su turno: "Chúpamela a mí". 

La voz de la mujer no se escucha en ningún momento, ni se dirige a los acusados ni hace ningún sonido. Sólo en algún momento se le escucha respirar o "jadear", algo que en ningún caso significa complicidad con los hechos. 

Las conclusiones de los abogados no pudieron ser más dispares al término de la sesión. Todos coincidieron en reconocer que no existe voz de mujer alguno en las grabaciones, pero mientras que para la acusación esto reafirma que no había "consentimiento alguno", para el abogado de tres de los defendidos el sonido no acredita que se trate de una violación grupal. "Paso a paso se va desmontando cada una de sus pruebas", ha llegado a decir Martínez Becerra

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.