TRIBUNALES

"Somos inocentes": las palabras de los cinco acusados por la violación de San Fermín en la primera sesión del juicio

Los cinco han negado que lo ocurrido en el portal de Paulino Caballero, aunque uno, el Guardia Civil; ha reconocido el robo del móvil.

Sala de Visitas del Palacio de Justicia de Navarra en la que se ha celebrado la primera sesión del juicio por la supuesta violación de los Sanfermines. ALZUGARAY
Sala de Visitas del Palacio de Justicia de Navarra en la que se ha celebrado la primera sesión del juicio por la supuesta violación de los Sanfermines. ALZUGARAY  

Los cinco acusados por la violación múltiple de San Fermín en 2016 se han declarado inocentes durante la primera sesión del juicio que se celebra desde este lunes en la Audiencia de Navarra. 

Ángel Boza, Jesús Escudero, José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo y Antonio Manuel Guerrero han podido intervenir por primera vez en las sesiones para, de manera muy breve, negar las acusaciones y no reconocer ninguno de los hechos por los que se les imputa. 

Sólo uno de ellos reconoció en su momento que le había sustraído el móvil a la chica después de mantener relaciones, algo que también ha mantenido este lunes. Se trata de Antonio Manuel Guerrero, guardia civil expulsado cautelarmente del cuerpo. No obstante, el Guardia Civil ha asegurado que se trató de un hurto y no de un robo con violencia.

En su momento, un año después de los hechos, también reconoció ser el autor de 6 de los 7 fragmentos de vídeo que forman parte esencial del juicio y constituyen una de las pruebas que se podrá visionar durante el juicio.

En cuanto al resto de cuestiones que han requerido un receso por parte de los tres magistrados que juzgan a El Prenda y su 'manada', el tribunal no ha aceptado la petición de la Fiscalía por la que se solicitaba un cambio en el orden de las declaraciones.

De esta manera, los cinco sevillanos tendrán que declarar, tal y como estaba fijado, el próximo 22 de noviembre y no este martes como se había propuesto.

Por otra parte, tanto el Ayuntamiento de Pamplona como el propio Gobierno de Navarra continuarán en el proceso judicial ejerciendo la acusación particular. Esta petición llegaba por parte de la defensa de los acusados al entender que ambas instituciones no eran parte perjudicada de los hechos que ocurrieron en la madrugada del 6 al 7 de julio de 2016 en un portal de la calle Paulino Caballero.

La Fiscalía de Navarra pide 22 años de cárcel, mientras que la acusación particular eleva la pena hasta los 25 años de cárcel para cada uno de los acusados por un delito continuado de agresión sexual, un delito contra la intimidad de la joven por grabar los hechos con el móvil y otro por robo del teléfono móvil de la joven.

La primera jornada en la Audiencia de Navarra ha comenzado a las 10.13 minutos de la mañana con las cuestiones previas que se han planteado sobre algunos aspectos del juicio, que se va a prolongar durante las próximas dos semanas.

Los sevillanos han llegado sobre las 9 de la mañana en un furgón de la Policía Nacional desde la cárcel de Pamplona. Han accedido con el vehículo por la puerta trasera del edificio de la Audiencia de Navarra hasta acceder a los calabozos. Allí han aguardado hasta que han sido llamados para acudir a la vista.

En la sesión han estado sin esposas, pero en todo momento custodiados por varios agentes de la Policía Foral, el cuerpo encargado de la seguridad en el interior del edificio. Los cinco se han sentado en sillas contiguas colocadas para la ocasión a modo de banquillo de acusados enfrente de los tres magistrados de la sección segunda de la Audiencia provincial que serán los encargados de emitir el veredicto.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.