TRIBUNALES

Los policías que atendieron a la víctima de la 'manada' tras la violación en San Fermín: "Su actitud no fue fingida"

Este tercer día de juicio se ha centrado en las declaraciones policiales de aquellos agentes que la atendieron a la víctima y los que detuvieron a los cinco acusados.

Los primeros policías municipales que atendieron a la víctima de la supuesta violación en Pamplona.
Los primeros policías municipales que atendieron a la víctima de la supuesta violación en Pamplona.  

Los cuatro policías municipales que atendieron en primer lugar a la víctima de la supuesta violación grupal en los Sanfermines de 2016 han mantenido este miércoles el contenido del informe que realizaron tras esa primera intervención, en el sentido de que la actitud que mantenía la joven denunciante no sería fingida.

Así lo ha manifestado uno de los abogados presentes en el juicio en conversación con los periodistas durante un receso en la tercera jornada del juicio.

Los policías municipales han estado declarando en la sala de vistas durante aproximadamente dos horas y media, tras lo que se ha hecho un receso, antes de la declaración de tres policías forales que participaron en la identificación y posterior detención de los cinco acusados.

La sesión ha comenzado sobre las 10 horas y los agentes han ido declarando en el juicio en intervalos de unos 30 minutos. A continuación, se ha hecho un receso tras el cual declaran tres policías forales que participaron en la identificación de los cinco acusados.

La tercera jornada del juicio se sigue desarrollando con las habituales medidas de seguridad, con la Policía Foral controlando los accesos a la sala de vistas y el desarrollo del juicio a puerta cerrada, para garantizar la intimidad.

Así ha continuado la tercera sesión del juicio por la presunta violación en grupo de una joven madrileña en los sanfermines del año pasado después de que en las dos primeras la acusación haya ratificado la agresión sexual y los cinco imputados se hayan declarado "inocentes".

Los hechos ocurrieron a las tres de la madrugada del 7 de julio de 2016 y fueron agentes locales los primeros en acudir al lugar donde una pareja encontró a la joven, de 18 años, y también quienes antes del encierro identificaron a los presuntos autores gracias a las cámaras instaladas en el recorrido de la carrera.

Los cinco jóvenes andaluces, que se hacen llamar "la manada", fueron arrestados minutos después por funcionarios de la Policía Foral cuando llegaron a la plaza de toros, de cuya seguridad es responsable el cuerpo autonómico, que también investigó el caso durante la instrucción.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.