TRIBUNALES

Piden 5 años de cárcel por atropellar mortalmente en Pamplona a un estudiante y huir sin prestar ayuda

El fiscal pide esta pena por el atropello y muerte de Emilio Rekalde, de 21 años, en la zona de bares de San Juan de la capital navarra.

Imagen del lugar aproximado del atropello del estudiante de la Universidad en el barrio de San Juan de Pamplona.
Imagen del lugar aproximado del atropello del estudiante de la Universidad en el barrio de San Juan de Pamplona.  

El fiscal solicita un total de 5 años y 3 meses de prisión para un acusado de haber atropellado en septiembre de 2015 a la salida de un pub del barrio pamplonés de San Juan a un joven de 21 años natural de Ecuador, Emilio Rekalde Proaño, que falleció a consecuencia de las lesiones.

Emilio Rekalde estudiaba Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad de Navarra y la noticia de su muerte conmocionó a toda la comunidad del centro universitario. 

Tras el atropello, el conductor ni se paró ni se bajó del vehículo y se marchó del lugar sin preocuparse por lo sucedido. Por este motivo, el fiscal le acusa de un delito de omisión del deber de socorro, por el que pide 2 años y 3 meses de prisión, así como de un delito de homicidio por imprudencia grave, por el que reclama 3 años más.

El atropello mortal tuvo lugar sobre las 4 horas del 27 de septiembre, cuando el acusado, A. E. M., se encontraba en una zona de estacionamiento de la Travesía Monasterio de Velate de Pamplona.  Tras haber salido de un pub, el inculpado se introdujo, en compañía de su novia, en su vehículo, que estaba aparcado a escasos metros del establecimiento.

Al estar varios jóvenes apoyados en su coche, les llamó la atención y, una vez puesto en marcha, tocó la bocina y aceleró, con lo que logró que se apartaran. Según relata el fiscal, salió acelerando a pesar de que había gran confluencia de personas sobre la calzada y no se percibió, aun cuando estaba a escasos 5 metros, de que la misma estaba hablando con una amiga el joven Emilio Rekalde, "al que atropelló".

Le alcanzó con la zona frontal derecha del vehículo en la parte de atrás de su rodilla derecha, por lo que cayó "bajo el vehículo". Las ruedas derechas, según recoge el escrito de acusación, pasaron por el cuerpo del joven "desde la región caudal a la craneal".

El acusado, a pesar de que sabía que había atropellado a una persona, disminuyó la velocidad "si bien no paró, ni bajó del vehículo" y abandonó el lugar "sin preocuparse por lo sucedido y su gravedad".

A consecuencia del atropello, la víctima sufrió un traumatismo craneoencefálico con lesión torácica y falleció al día siguiente debido a sus lesiones. El fiscal reclama además una indemnización de 125.000 para los padres del joven, que estaba estudiando en la Universidad de Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.