TRIBUNALES

La justicia condena al Parlamento de Navarra a pagar los gastos ocasionados por intentar colocar la bandera republicana

El TSJN estima el recurso de la Abogacía del Estado y anula el acuerdo impulsado por I-E que pretendía poner la bandera el 14 de abril. 

Marisa de Simón coloca la bandera republicana en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA
Marisa de Simón coloca la bandera republicana en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA  

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha anulado el acuerdo de la Mesa del Parlamento de Navarra por el que se aprobó, con los votos del cuatripartito (Geroa Bai se abstuvo) y el PSN, colocar la bandera republicana en la fachada del Parlamento

Además, la sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, condena a la institución presidida por Ainhoa Aznárez (Podemos) a correr con las costas judiciales del procedimiento. 

La Abogacía del Estado recurrió ante los tribunales la decisión impulsada por Izquierda-Ezkerra y los tribunales suspendieron ya en su momento la colocación de la bandera el 14 de abril.

Ahora, la Sala estima el recurso interpuesto contra el acuerdo de la Mesa y junta de portavoces del 3 de abril de este año que consistía en colocar la bandera tricolor en el balcón de la fachada al resultar la decisión "contraria a derecho".

En el texto de la sentencia se desbarata el argumento de los servicios jurídicos de la Cámara, que trataron de justificar la colocación de la bandera no oficial por no hacerlo en un mástil y sólo por un día.

Sin embargo, los jueces señalan ahora que "la utilización ocasional por el poder público de la bandera republicana y su colocación en lugar menos preferente no convierten la actuación en legal, como pretende el Parlamento, porque a la luz de nuestro ordenamiento jurídico, tal actuación es contraria al mismo y vulnera el principio de neutralidad política que debe presidir la actuación de la administración pública". La sentencia resalta con detalle las normas que regulan el uso de las banderas oficiales en edificios públicos.

El Parlamento, a instancias del los partidos que apoyaron la medida, trataron también de evitar la acción de la justicia al señalar que la decisión parlamentaria era ajena al uso de los recursos de la Cámara. Los jueces, al contrario, han esgrimido que es imposible no considerar así una decisión que afecta a la configuración exterior de la fachada del edificio público, se de la institución. 

También intentó el Parlamento restar legitimación a la Administración del Estado para recurrir la decisión, pero los jueces mantiene con firmeza que "el Estado tiene interés legítimo que va más allá del mero interés por la legalidad, y es que se respeten por el Parlamento de Navarra los símbolos constitucionales. 

La decisión de colocar la bandera republicana en el Parlamento se tomó con el apoyo de Bildu, Podemos, I-E y PSN, además de con la abstención de Geroa Bai. No apoyaron la idea UPN y PP. 

La votación para imponer esta nueva bandera se tomó sólo cuatro días después de derogar la ley de Símbolos, La idea de los partidos que apoyaron la medida era la de colgar la bandera republicana en la fachada principal del Parlamento de Navarra en la fecha de Viernes Santo, el 14 de abril. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.