TRIBUNALES

Seis meses de cárcel para el jugador de rugby francés acusado de manosear y dejar inconsciente a una mujer en San Fermín

El condenado, que ha reconocido los hechos, ha abonado una indemnización de 2.000 euros y deberá pagar una multa de 240.

Detenciones de la Policía Nacional y Guardia Civil en San Fermín
Detenciones de la Policía Nacional y Guardia Civil en San Fermín  

El Juzgado de lo Penal número 2 de Pamplona ha condenado este viernes a seis meses de cárcel al jugador de rugby francés acusado de agredir sexual y físicamente a una mujer en un bar de la capital navarra estos Sanfermines.  

Además, el acusado, que ya ha abonado los 2.000 euros de indemnización requeridos, deberá pagar una multa de 240 euros y no podrá acercarse a la víctima a menos de 500 metros ni comunicarse con ella durante un año. 

El hombre se encontraba en prisión provisional desde el pasado jueves al considerar el juez de guardia requisito "completamente imprescindible" para asegurar la presencia del imputado en el proceso judicial. 

REBAJA DE LA PENA INICIAL

A pesar de que el encausado negó inicialmente los hechos, la acusación y el Ministerio Fiscal han llegado un acuerdo con la defensa, tras el pago de la consiguiente indemnización y el reconocimiento de los hechos por parte del acusado, por lo que se ha rebajado la petición de pena inicial de 25 meses de cárcel.

También se ha tenido en cuenta la voluntad de reparación del daño y el encontrarse el imputado bajo los efectos del alcohol en el momento en el que sucedieron los hechos.

La sentencia, dictada de conformidad, también recoge la suspensión de la pena de prisión para el condenado, que carecía de antecedentes penales, siempre y cuando no delinca en un periodo de dos años. 

LA TIRÓ AL SUELO DE UN GOLPE

Según el auto del juez de guardia, la víctima relató que mientras disfrutaba de las fiestas de San Fermín en un bar, en compañía de varias personas, el acusado se acercó y "comenzó a toquetearle violentamente los pechos, las nalgas e incluso la zona genital". A pesar de que tanto la mujer como sus acompañantes reprocharon su comportamiento al hombre, este continuó restregándose  tocándole por distintas partes de su cuerpo.

Entonces, para zafarse y detener la agresión, "le agarró donde pudo en la zona de la entrepierna". En ese momento, el acusado respondió con violencia y "comenzó a reírse a carcajadas, continuando con su manoseo y no contento con ello y ante la defensa de la mujer, le propinó un fuerte golpe en el lado izquierdo de la cara que hizo que cayera al suelo y perdiera momentáneamente el conocimiento".

A pesar de que intentó escabullirse, un amigo de la víctima lo siguió y tras alertar a la policía, fue detenido y puesto a disposición judicial.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.