TRIBUNALES

Sigue la 'caza' a La Manada, ahora en Tudela: "A cada cerdo le llega su San Fermín"

Coincidiendo con la última sesión del juicio por la supuesta violación grupal en San Fermín, ha aparecido un cartel con las fotografías de los cinco acusados.

Cartel contra los acusados de la presunta violación grupal de San Fermiín, en una calle del Casco Viejo de Tudela.
Cartel contra los acusados de la presunta violación grupal de San Fermiín, en una calle del Casco Viejo de Tudela.  

La 'caza' a La Manada salta de Pamplona a Tudela. Este martes, coincidiendo con la última sesión del juicio por la supuesta violación grupal de Sanfermines, ha aparecido en el casco viejo de la capital ribera un cartel de grandes dimensiones con contundente y amenazante: "A cada cerdo le llega su San Fermín".

Junto a él, aparecen las fotografías de los cinco jóvenes sevillanos acusados de violar a una joven de 18 años en un portal de Paulino Caballero la madrugad del 6 al 7 de julio de 2016.

La pancarta, colocada en una antigua zapatería tudelana, ya cerrada, también lleva un mensaje en euskera, en la parte inferior, con letras rojas, en el que se puede leer: "Bortxatzaileak garbitu!" ("¡Terminad con los violadores!").

No ha pasado ni una semana desde que la Policía Municipal de Pamplona tuvo que retirar del barrio de San Juan cinco muñecos ahorcados en el puente sobre la variante de la ciudad, que simbolizaban a los cinco acusados. Junto a esta macabra instalación se podía leer la palabra "Justizia" y aparecían también las fotografías de los cinco hombres, los retratos que no dejan de circular por las redes sociales. Fue el pasado jueves. 

CARTELES Y MANIFESTACIÓN

A estos hechos se unen los carteles aparecidos en el entorno de la Audiencia de Navarra, en el mismo barrio de la ciudad, con mensajes contra los acusados y las imágenes de sus rostros: "Si tocas a una, responderemos todas". Estos carteles aparecieron tras la manifestación feminista del pasado miércoles, promovida por el colectivo Lunes Lilas, con la parlamentaria de Podemos Tere Sáez en primera línea.

Debido a los gritos de esta concentración, que se situó a las puertas del Palacio del Justicia, la sesión del juicio tuvo que ser suspendida de 12 a 13 horas, aproximadamente. Entre sus consignas, se pudieron escuchar mensajes de la apoyo a la víctima, como "yo sí te creo" o "juicio a los imputados. No a la víctima".

"DERIVÓ EN UN ESCRACHE"

Por su parte, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Joaquín Galve, ha señalado este mismo martes que la citada manifestación "derivó en lo que era un auténtico escrache y que obligó incluso a suspender el juicio".

Sin embargo, Galve ha considerado que "se ha desarrollado bien", a pesar de haberse producido "determinadas presiones". En este sentido, ha querido remarcar que los tres jueces "van a decidir libres de presiones lo que consideren oportuno".

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.