TRIBUNALES

Parón en el juicio contra la 'manada': el tribunal estudia varias cuestiones que podrían alterar el desarrollo de la vista

Los tres magistrados encargados de este mediático juicio estudian, entre otras cuestiones técnicas, adelantar el interrogatorio de los cinco acusados.

Juicio contra los presuntos autores de una violación grupal en Sanfermines 2016 celebrado en el Palacio de Justicia de Navarra (09). IÑIGO ALZUGARAY
Juicio contra los presuntos autores de una violación grupal en Sanfermines 2016 celebrado en el Palacio de Justicia de Navarra (09). IÑIGO ALZUGARAY  

El tribunal que juzga a El Prenda y su 'manada' por la violación grupal a una joven de 18 años durante los Sanfermines de 2016 ha solicitado un receso, hasta las 13.30 horas, para deliberar algunas de esas cuestiones previas que este lunes, primer día de la vista que se celebra en la Audiencia navarra, se están desarrollando.

Al parecer, los tres magistrados tienen que analizar, además de una serie de aspectos técnicos relacionados con la vista, otras tres cuestiones de vital importancia para el desarrollo del juicio por la violación grupal.

En primer lugar, se encuentra sobre la mesa, a petición de las defensas de los acusados, la posibilidad de que el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra dejen de ejercer la acusación particular al entender que en ningún caso son parte perjudicada de los hechos que se denuncian.

Además, el tribunal también tiene que dilucidar qué partes de los famosos WhatsApps y mensajes de la 'manada' se deben incluir en el juicio para que ayuden a esclarecer mejor los hechos que ocurrieron en ese portal de la calle Paulino Caballero.

No son las únicas cuestiones que ocupan en estos momentos la atención de los tres jueces encargados de llevar a cabo este mediático juicio. También la fiscalía ha solicitado cambiar el orden de intervenciones durante el juicio para que los cinco acusado intervengan este martes, día en el que iba a testificar la víctima y los dos testigos que la encontraron llorando en un banco.

De hecho, El Prenda y sus amigos, según el guión aportado por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, tenían previsto ser interrogados el próximo 22 de noviembre, casi al final de este juicio que va a prolongarse por casi once días en la Audiencia de Pamplona.

Finalmente, los cinco inculpados se han declarado inocentes y la sección segunda no ha aceptado la petición de la Fiscalía para cambiar el orden de declaración y que la 'manada' hablase ante el juez este martes, por lo que mantiene su declaración para el próximo miércoles 22 de noviembre. Además, tanto el Ayuntamiento de Pamplona como el propio Gobierno de Navarra continuarán en el proceso judicial ejerciendo la acusación particular.

​El mediático juicio ha arrancado este lunes a las 10.13 horas, con 13 minutos de retraso. Antes, sobre las 9.10 horas de esta mañana, Ángel Boza, Jesús Escudero, José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo y  Antonio Manuel Escudero, los cinco acusados de la supuesta violación grupal de los Sanfermines de 2016; han accedido en furgones de la Policía Nacional al Palacio de Justicia a través de la puerta del garaje de la calle Monasterio de Irache.

A su llegada, multitud de periodistas, hay más de una treintena acreditados, se han agolpado en la puerta trasera para captar una de las imágenes de esta primera jornada ante la imposibilidad de obtener cualquier otro recurso gráfico en el interior de la sala.

Unos minutos más tarde, sobre las 9.15 horas, accedía, solo y con una maleta, al Palacio de Justicia el abogado de El Prenda y otros dos acusadosAgustín Martínez. Antes, se ha detenido brevemente ante los periodistas para asegurar que sus defendidos "se van a declarar inocentes".

Además, ha precisado que no iba a realizar declaraciones hasta que termine la primera jornada y "a partir de ahí ya explicaremos cuál va a ser nuestra postura en relación con los medios de comunicación"

Tras estas breves palabras a las puertas de la Audiencia de Pamplona, el abogado ha entrado al edificio dejando atrás a las cámaras que, finalmente, no han podido acceder ni siquiera a la sala de prensa habilitada.

Al parecer, la Policía Foral ha tomado esta decisión en el último momento confirmando ese 'blindaje' que va a caracterizar a todo este proceso judicial.

EL DESGARRADOR TESTIMONIO DE LOS HECHOS

Según el escrito de la acusación, los imputados taparon a la joven la boca, la rodearon, le bajaron su ropa interior y le obligaron a realizar felaciones a los cinco, y la penetraron, uno de ellos anal y vaginalmente, sin usar ninguno preservativo y "valiéndose de su superioridad física y numérica" y de la "imposibilidad" de la joven de "ejercer la más mínima resistencia".

Mientras todo esto ocurría, dos de ellos "de común acuerdo con el resto, pero sin el conocimiento ni consentimiento" de la chica, hicieron grabaciones de vídeo y fotografías con sus móviles, "con la intención de vulnerar la intimidad de la víctima y posteriormente mostrarlos, enviarlos y difundirlos a su grupo de amigos".

Cuando "se dieron por satisfechos" y antes de abandonar el lugar, según el escrito, se vistieron y se apoderaron del móvil de su víctima, con lo que se aseguraban de que "no pudiera solicitar auxilio".

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.