TRIBUNALES

Uno de los jueces del tribunal vota a favor de dejar ya en libertad a los cinco acusados de La Manada

Los cinco sevillanos seguirán en prisión a la espera de conocer la sentencia sobre su caso tras más de dos semanas de juicio. 

Ilustración de los miembros de 'La Manada' durante el juicio. GUILLÉN ZAZPE
Ilustración de los miembros de 'La Manada' durante el juicio. GUILLÉN ZAZPE  

Uno de los tres magistrados que emitirán la sentencia sobre la presunta violación de San Fermín ha emitido un voto discrepante y se ha posicionado en favor de permitir la libertad provisional de los cinco acusados, algo que ha sido denegado por la posición contraria de los otros dos miembros del tribunal. 

Se trata de una decisión tomada por el magistrado Ricardo González después de las más de dos semanas de juicio y después de haber escuchado ya a todas las partes, incluida la víctima, el interrogatorio de los acusados, testigos, peritos y conclusiones finales. 

Los dos otros dos magistrados de la sección segunda de la Audiencia de Navarra, el presidente José Francisco Cobo y Raquel Fernandino han hecho oscilar la balanza con su decisión de no admitir en este momento la libertad provisional, tal y como solicitaron los abogados de las defensas al término del juicio. 

NAVARRA.COM ha tenido acceso al auto notificado a las partes este mismo viernes, sólo tres días después de terminar el juicio en Pamplona. 

Los magistrados señalan que, ahora mismo, la medida de prisión no deja de ser "cautelar" y que por el momento no se trata de una pena ni condena, que no se declara la culpabilidad de los cinco acusados y que no se prejuzga en modo alguno la decisión final, que podrá ser la condena o absolución de los cinco encausados.

En el auto explican que la pretensión de libertad provisional se formuló inmediatamente después de la conclusión del juicio oral, de modo que la sala no ha podido establecer un pronunciamiento de culpabilidad, aunque no descartan que se puedan tomar "decisiones oportunas sobre la situación procesal de los procesados, en función del desarrollo de las deliberaciones". 

Por estos motivos han acordado por el momento desestimar la solicitud de libertad provisional de Antonio Manuel Guerrero Escudero, José Ángel Prenda Martínez, Ángel Boza Florido, Jesús Escudero Domínguez y Alfonso Jesús Cabezuelo. 

Al término de la última sesión del juicio, el pasado martes en Pamplona, los acusados se declararon inocentes y mostraron su "confianza en la justicia". Una vez que el juicio se decretó "visto para sentencia", el abogado del guardia civil solicitó la "inmediata puesta en libertad" de su cliente, medida a la que se sumaron los abogados de los otros cuatro acusados. 

El Ministerio fiscal y las tres acusaciones se opusieron a esta medida y mantuvieron su solicitud de condena a entre 22 y 25 años de cárcel y una indemnización de hasta 250.000 euros para la víctima. 

Los propios magistrados confirmaron a todas las partes que emitirían esta resolución esta misma semana, sin dejar pasar más días, al tratarse de una solicitud una vez celebrado el juicio y después de haber atendido y escuchado las versiones de todas las partes. 

"FALTA DE MOTIVACIÓN"

En su voto particular, el magistrado Ricardo González asegura que muestra su "discrepancia" con la resolución al considerar que "adolece de falta de motivación". 

"Las razones por las que se ha decidido desestimar la solicitud de libertad siguen siendo inconsistentes e insuficientes para justificar el mantenimiento en prisión provisional de los acusados, y ello es así por más que comparta la argumentación del auto del que disiento en lo que se refiere a que el derecho concernido no puede ser en este momento procesal la presunción de inocencia, sino que la petición formulada debería haberse fundamentado en el derecho a la libertad personal". 

En anteriores autos, a los que el magistrado hace mención expresa, Ricardo González votó también a favor de la puesta en libertad de los cinco acusados al considerar que los motivos para mantenerlos en prisión no cumplían los requisitos exigidos, como el riesgo de fuga, la reincidencia sobre cometer un nuevo delito grupal o la destrucción de pruebas. 

LOS HECHOS

Durante 11 sesiones celebradas en tres semanas en Pamplona se ha tratado de poner luz a lo ocurrido en la madrugada del 6 al 7 de julio en un portal de la calle Paulino Caballero de Pamplona. 

Las defensas de los cinco acusados, que se encuentran en prisión desde ese mismo día, han mantenido que no se produjo ninguna "agresión sexual", sino que los hechos fueron consentidos por la víctima. 

Las acusaciones y la Fiscalía mantuvieron que los cinco sevillanos procesados intimidaron y forzaron a la mujer a mantener relaciones sexuales en grupo sin su consentimiento. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.