TRIBUNALES

El Guardia Civil acusado por la violación de San Fermín, ante el juez: "Lo grabé para recordar cómo lo habíamos pasado"

En sus declaraciones dice que "ella sola se quitó su ropa" y que "el vídeo lo iban a ver, a reírse y a borrarlo".

Una imagen durante la declaración ante el juez del Guardia Civil, uno de los cinco acusados por la violación de San Fermín.
Una imagen durante la declaración ante el juez del Guardia Civil, uno de los cinco acusados por la violación de San Fermín.  

Estas son las nuevas declaraciones ante el juez que han salido a la luz este lunes después de que se hiciesen públicas las del primero de los acusados por la violación de San Fermín la semana pasada. 

En esta ocasión, y tal y como ha revelado en exclusiva esta mañana de lunes El programa de Ana Rosa, de Telecinco, habla el Guardia Civil. Lo hace para relatar cómo ocurrieron los hechos, bajo su prisma, en la madrugada del 7 de julio de este año en Pamplona. En su relato, cuenta cómo la relación con la chica empezó con una conversación en la que ellos le preguntaron si podría con los dos, a lo que ella contestó que "con los dos no, podría con los cinco"

Así lo asegura este sevillano, que explica al juez como "al principio se lo tomaron en plan broma", pero que "ella entró por su propio pie y ella se iba quitando su propia ropa y cada uno fue desvistiéndose hasta que ella empezó a practicar felaciones". 

El Guardia Civil, presunto implicado en este caso, explica como fue él quien se encargó de grabar con su teléfono móvil lo que acontecía en el portal número 5 de Paulino Caballero. "No es la primera vez que grabo porque es una especie de recordar al otro día lo bien que lo hemos pasado", afirma contundente. 

Además, relata cómo en el "sitio que estaban" había una luz con temporizador que se encendía y se apagaba, lo que le movió a uno de ellos a estar dando a la luz para que la mantuviese encendida para que "se viese en el vídeo". Con esta idea, intenta explicar que la chica sabía que iba a ser grabada. "Ese vídeo iba a ser borrado justo después del viaje. Lo veríamos, nos reiríamos y lo borraríamos", dice. 

Según el Guardia Civil la chica no se resistió a nada. "Ni a ninguna postura, ni al beso negro, a nada", explica para negar que la joven madrileña fue forzada.

"No me entrevisté con ella, pero mientras se practicaba el sexo y por las caras y los sonidos que ella hacía, más que yo estaba disfrutando", alega también entre sus declaraciones. 

LA DETENCIÓN EN EL ENCIERRO

Este miembro de 'La Manada' habla también ante el juez explicando que cuando se le acercó el Policía Foral, él se identificó como Guardia Civil y le entregó su teléfono móvil, un iPhone 5, en el que estaban los vídeos. "Justo antes de detenernos, le dije al policía que tenía los vídeos y me dijo que íbamos a tener suerte por los vídeos, porque la cosa iba a estar complicada". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
x