TRIBUNALES

Sancionado un funcionario de Correos de Tudela que se quedaba el dinero de los envíos con sellos de la oficina

El hombre fingía la devolución del tíquet del cliente, no reponía el dinero en la caja y luego hacía el envío con el sello de "franqueo pagado". 

Vista de la oficina de Correos en Tudela en la calle Juan Antonio Fernández.
Vista de la oficina de Correos en Tudela en la calle Juan Antonio Fernández.  

Un funcionario de Correos de la oficina de Tudela ha sido sancionado a cuatro meses de empleo y sueldo por apropiarse del dinero de los envíos después de manipular el sistema de cobros de la oficina. 

Según se desprende del documento de la sanción, el hombre era el responsable del turno de tarde de la oficina y su comportamiento ha sido calificado como una "falta disciplinaria grave". La investigación ha detectado que el funcionario conseguía quedarse con el dinero gracias a la manipulación en fraude de los sistemas y procesos de admisión de envíos.

Entregaba al cliente el tíquet del justificante de venta cuando le pagaban los sellos, para después proceder a anular dicho cobro, pero cursaba los envíos a destino estampando el rodillo de "franqueo pagado" en la oficina en lugar de colocarle los sellos que había vendido

De esta manera conseguía un dinero sobrante en la caja, pues lo cobrado al cliente no aparecía soportado en ninguna operación y el dinero que no cuadraba se lo quedaba el sancionado.

Esta dinámica la llevo a cabo durante meses. "Un sobrante de caja de la que se apropió sin que llegara en ningún momento a comunicar a su superior la existencia del mismo, ni tampoco llegó a reflejar su existencia en ningún documento contable", explica la sanción. 

La investigación sobre los franqueos y devoluciones de sellos de este funcionario durante el año 2016 detectó numerosos devoluciones de tíquets: 102 euros (7-3-16), 6,75 euros (30-3-16), 45 euros (16-5-16), 45 euros (26-5-16), 14,25 euros (28-6-16) y 18,20 euros (4-7-16).

La irregularidad se detectó en el puesto de Zaragoza, cuando comprobaron un día que de la oficina de Tudela se habían admitido 274 cartas, pero habían llegado 326, por lo que 52 envíos realmente no habían sido debidamente facturados. 

Además, el hombre sólo repuso el dinero cuando se detectó la irregularidad y cuando fue invitado por la asesoría a reponerlo, lo que comporta "una forma de actuar totalmente contraria a la ética profesional de un funcionario público y se aleja de lo que es el correcto desempeño de su puesto de trabajo", dice el documento de la sanción.

"No hay que olvidar que el sancionado es jefe de equipo y responsable de la oficina en el turno de tarde, teniendo entre sus funcionar la de gestionar y controlar los procesos operativos, en definitiva debía velar en su conjunto por los intereses de Correos, algo que no hizo quebrantando la confianza que sus superiores habían depositado en él", 

El expedientado ha reconocido los hechos, aunque alegó que efectuó los envíos con el rodillo de "franqueo pagado" porque, según él, la maquina se atascaba con los sobres de un tamaño concreto, aunque nunca repuso el dinero de las anulaciones en la caja. 

"Los hechos hablan por si solos, es evidente que no estamos ante un posible error u olvido, cualquiera que sea la supuesta excusa u otras supuestas distracciones, pues la conducta es a sabiendas e intencionada", concluye el documento interno de Correos que lo ha sancionado. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.