TRIBUNALES

Seis años de cárcel para un vecino de Alsasua por violar a una joven de 27 años en el baño de un bar de la localidad

El condenado se encerró en el servicio de hombres con la chica, que también sufrió lesiones, para agredirla sexualmente.

Imagen de una plaza de Alsasua junto a un vehículo de la Guardia Civil .EFE / Archivo
Imagen de una plaza de Alsasua junto a un vehículo de la Guardia Civil .EFE / Archivo  

La sección 1º de la Audiencia Provincial de Navarra ha condenado a un vecino de Alsasua de 37 años años a seis de cárcel por violar a una joven de 27 en el baño de un bar de Alsasua durante una fiesta de la localidad. También tendrá que indemnizar a la víctima con 25.000 euros.

Según los hechos probados, ambos se encontraban en un bar de la localidad, junto a un gran número de personas, que celebraban la festividad de los quintos. Tanto el violador como la víctima llevaban todo el día y lo que había transcurrido de noche disfrutando de la fiesta y los dos habían consumido bebidas alcohólicas. La joven se encontraba en estado de embriaguez.

En un momento de la noche, la joven acudió al baño y accedió al de hombres, ya que el de mujeres estaba ocupado. Al mismo tiempo, accedió al servio el condenado, que accionó el pestillo. Ambos se quedaron en el interior del baño, de pequeñas dimensiones. Antes no habían estado juntos. 

VIOLENTA AGRESIÓN

La joven preguntó al condenado que qué es lo que estaba haciendo, a lo que este respondió con tocamientos, ante la resistencia de ella. A pesar de sus constantes negativas, el hombre acabó violándola de pie. Después el agresor se sentó y, al sujetarla, la chica se golpeó en la frente. El agresor le pidió que le practicara una felación, a lo que la víctima se negó y aprovechó para colocarse la ropa que el hombre le había quitado, abrir el pestillo y escapar del baño. "En el momento de los hechos, el procesado se encontraba  influenciado por el consumo de bebidas alcohólicas, sin que conste la entidad de esa influencia", señala la sentencia.

Asimismo, precisa que, "debido a las escasas dimensiones del baño en el que se  encontraban y de las sujeciones y maniobras del procesado para acercarse a la víctima, esta sufrió lesiones", tanto en la frente y la cara como en los brazos, que precisaron de una asistencia médica.

A causa de violación, la joven se encuentra en tratamiento psicológico, sufre ansiedad, estrés postraumático agudo y depresión.

Debido a estos hechos, el acusado, sin antecedentes penales, además de la condena de prisión y la indemnización que deberá pagar a la víctima, tiene prohibido acercarse a la joven a menos de 300 metros ni a comunicarse con ella por cualquier medio por tiempo superior en 5 años al de la pena de cárcel.

Asimismo, se le condena por un delito leve de lesiones a un mes de multa con una cuota diaria de 9 euros. También se le impone la medida de libertad vigilada durante 5 años. También tendrá que pagar las costas judiciales.

La sentencia no es firme y cabe interponer un recurso de apelación a la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, que deberá formalizarse a la Audiencia Provincial en un máximo de 10 días.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.