TRIBUNALES

Condenada una mujer a pagar 6.000 euros por denunciar en falso una agresión sexual en plenos Sanfermines

La mujer sabía que el hombre no le había tocado, pero mantuvo su acusación ante la policía y posteriormente ante el juez. 

Una pareja se abraza encima del vallado del encierro en San Fermín. REUTERS/Susana Vera
Una pareja se abraza encima del vallado del encierro en San Fermín. REUTERS/Susana Vera  

Una mujer ha sido condenada a indemnizar con 6.651 euros a un ciudadano francés al que denunció en falso por unos supuestos tocamientos ocurridos en un bar de la Plaza del Castillo en plenos Sanfermines

El fallo judicial de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Navarra llega después de un recurso de la propia condenada, que considera probado el engaño que mantuvo durante dos noches en el calabozo al hombre sin motivo.

La mujer, en sus alegaciones para tratar de evitar la condena, alegó que puso la denuncia afectada por el alcohol. Sin embargo, la sentencia detalla que la mujer puso la denuncia de manera "maliciosa a sabiendas de que falseaba la realidad". La Sala sólo admite que la compensación puede reajustarse y la fija en 6.000 euros, en lugar de los 9.000 iniciales. 

Los hechos ocurrieron en la noche del 9 al 10 de julio de 2016, el mismo año en el que sucedieron los hechos de la violación de San Fermín presuntamente cometida por El Prenda y sus amigos, en un momento en el que había una "gran preocupación social sobre los delitos sexuales cometidos contra las mujeres". 

La denuncia se interpuso ante la policía tras producirse una pelea en un bar de la Plaza del Castillo entre la pareja y amigos de la mujer y los amigos del denunciado.

La mujer aseguró ante los agentes que mientras se encontraba en el bar un joven, al que describió físicamente, le "había frotado de forma libidinosa el culo, llegando a tocarle la zona genital". 

Posteriormente ante el juez, el 11 de julio, la mujer volvió a señalar al mismo hombre y confirmó que la persona que le había efectuado los tocamientos era el ciudadano francés, detenido desde la noche de los hechos por agentes de la Policía Municipal de Pamplona

Sin embargo, los agentes pidieron al personal del local las grabaciones de las horas donde se habría producido la agresión sexual, en las que se pudo comprobar que el acusado no había llevado a cabo tocamiento alguno. "Quien sí se los había realizado minutos antes había sido su propia pareja, extremo del que la mujer era consciente cuando interpuso la denuncia, dado que un amigo suyo se lo había indicado en el mismo momento de los hechos", recoge la resolución judicial. 

A consecuencia de lo sucedido, el hombre francés representado por el abogado pamplonés José Javier Echeverría, pasó las dos noches referidas en el calabozo y estuvo de baja médica durante 10 días, lo que le acarreó una merma de ingresos en su nómina de 651 euros.

Contra la sentencia de primera instancia, la mujer ha tratado también de alegar que el documento sobre la nómina de la víctima estaba en francés y no se había traducido, por lo que no pudo preparar su defensa. "No es hasta llegar la sentencia condenatoria cuando se invoca la falta de traducción", explica el juez en su sentencia. 

La mujer también apeló la cantidad de 4.500 euros diarios por los días de estancia del hombre el el calabozo, al entender que excedía de la reconocida en otros casos por los tribunales. El juez, sin embargo, hace en este punto referencia no sólo al daño moral por el tiempo que estuvo detenido el hombre francés, sino también a que se trató de una denuncia falsa. Aún así, rebaja la cantidad de los 9.000 euros a los 6.500 finales. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.