TRIBUNALES

'Caso Osasuna': el juez propone juzgar a la directiva de Archanco, a la gestora de Zabaleta y a 3 jugadores del Betis

Archiva la investigación por los supuestos pagos al Espanyol, exculpa a Patxi Puñal y el entrenador actual Petar Vasiljevic.

l expresidente de Osasuna Miguel Archanco, acompañado de su abogada, acude al Palacio de Justicia. EFE Jesús Diges
l expresidente de Osasuna Miguel Archanco, acompañado de su abogada, acude al Palacio de Justicia. EFE Jesús Diges  

El juez que investiga el 'Caso Osasuna' en su denominada pieza A, la que afecta a los años de gestión de la directiva de Miguel Archanco y a la gestora de Javier Zabaleta, ha concluido la instrucción del caso después de dos años de investigación y pide llevar a juicio a 18 personas por la compra de partidos, apropiación indebida y la falsificación de las cuentas del club. Otras 11 personas quedan fuera de sospecha y el juez considera que deben quedar apartadas de juicio.

En el auto por el que concluye la investigación, que puede ser recurrido, el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona da traslado al fiscal y las acusaciones (Osasuna y la Liga de Fútbol Profesional) para que en el plazo común de 20 días presenten sus escritos de acusación frente a los 18 investigados contra los que continúa el procedimiento. 

El juez considera probadas todo tipo de irregularidades en el manejo del dinero de la entidad mientras Archanco y Vizcay controlaban el club, entre ellas el pago de 650.000 euros a tres jugadores del Betis para intentar amañar dos partidos (Valladolid-Betis y Osasuna-Betis) y evitar el descenso de Osasuna, algo que, además, no se consiguió. 

El juez ha propuesto a las partes y la fiscalía, que entreguen sus escritos de calificación para sentar en el banquillo a los miembros de la junta directiva entre los años 2012 y 2014: Ángel Luis Vizcay (gerente), Miguel Archanco, Juan Pascual, Sancho Bandrés, José Manuel Purroy, Txuma Peralta y Diego Maquirriáin (director de la Fundación Osasuna). 

Se contabilizaron salidas de dinero por valor de 900.000 euros de las arcas del club sin que haya quedado acreditado su destino, ya que no todo se utilizó para los pagos de partidos. Por este motivo, el juez propone juzgar también los dos supuestos agentes inmobiliarios Albert Nolla y Cristina Valencia que sirvieron de tapadera para justificar esa salida irregular del dinero de dinero de Osasuna. 

El juez, sin embargo, no ve delito y propone archivar las investigaciones con respecto a otros directivos y responsables económicos del club sobre esta causa, como Jesús Ganuza, José Luis Roldán, José Gómez, o Tomás López. Además, también deja fuera en esta pieza al auditor Adolfo Suárez, 

También considera probado que la gestora de Javier Zabaleta firmó las cuentas de la entidad a sabiendas de su falsedad y por ello quiere procesar al propio Zabaleta, a Luis Ibero, Pedro Zudaire, Jesús Dronda y Juan Ángel Larrea. Exculpa tras las investigaciones a un único miembro de la gestora, Marino Zulet

Además, considera probado que los jugadores del Betis Xabi Torres, Antonio Amaya y Jordi Figueras se reunieron en Madrid con responsables de Osasuna para recibir dinero por amañar los dos partidos reseñados. No considera probada la partición de otro jugador del Betis, Jorge Molina, que también fue llamado a declarar en su momento y que queda fuera de la causa. 

Del mismo modo no considera probado que Osasuna pagara dinero al Espanyol por dejarse empatar un partido que terminó 1-1 y no evitó el descenso y archiva las investigaciones sobre el jugador Sergio García y los rojillos Patxi Puñal, Damiá Abella y Petar Vasiljevic. 

TAPAR CON INFORMES FALSOS

El juez relata que en la temporada 2012-13 se contabilizaron 900.000 euros (el dinero del Betis) como un pago a los dos supuestos agentes inmobiliarios, los investigados Cristina Valencia y Albert Nolla, quienes por firmar un documento en el que admitían haber recibido ese montante recibieron de Osasuna “una cantidad indeterminada de dinero”. Y dejaron de contabilizar un préstamo de 600.000 euros que un pariente de uno de los directivos había efectuado al club esa temporada, aunque sin conocer la finalidad delictiva que iba a darse a dicho dinero.

Según el juez, la gestora ordenó al gerente, Ángel Vizcay, que justificara a toda costa dichas salidas de dinero, pero sin querer conocer cómo iba a hacerlo para evitar responsabilidades, a cuyo efecto el gerente procedió a falsificar, mediante su creación y simulando que eran auténticas, tres facturas de la mercantil de nacionalidad portuguesa Flefield por importe de 675.000, 445.000 y 445.000 euros y a ordenar su contabilización.

Una vez contabilizadas, el director financiero, Ángel Ardanaz, que conocía o sospechaba “seriamente de la falsedad de dichas facturas”, las entregó al auditor, Adolfo Suárez, quien exigió que se le entregara el documento contractual que justificaba dichas facturas, procediendo nuevamente Ángel Vizcay a falsificar un contrato, simulando a tales efectos la firma del presidente de Osasuna Miguel Archanco. El auditor, con la finalidad de salvaguardarse de posibles futuras responsabilidades, exigió que Vizcay, Ardanaz y la totalidad de la gestora asumieran en la carta de manifestaciones al auditor la realidad de los supuestos pagos efectuados a Flefield.

De igual forma, el juez sostiene que en las diligencias hay indicios de que durante los dos años en que ejerció la presidencia Archanco “incorporó a su patrimonio” o “hizo entrega” a Txuma Peralta de al menos 72.000 euros “en concepto de gastos no justificados y dietas de asistencia a eventos cuyo pago no había sido aprobado” ni por la junta directiva ni por la asamblea de socios.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
x