TRIBUNALES

Cárcel para un pamplonés que escondía anfetaminas en táperes que guardaba en el congelador de su abuela

El hombre y su pareja han sido condenados tras ser descubiertos con más de 2 kilos de droga valorados en casi 50.000 euros.

Imagen de varias bolsas almacenadas en el congelador de una nevera. ARCHIVO
Imagen de varias bolsas almacenadas en el congelador de una nevera. ARCHIVO  

Un vecino del barrio pamplonés de la Rochapea y su pareja han sido condenados respectivamente a seis años y un día de cárcel y tres años y medio de prisión por un delito contra la salud pública al distribuir anfetamina desde su piso.

Los hechos juzgados tuvieron lugar a finales del año 2016. La pareja empleaba su residencia como centro habitual para la venta de droga y aprovechaban la cercanía del domicilio de la abuela del condenado, que vivía en el mismo rellano que los encausados, para esconder la mayor parte del alijo de anfetamina del que disponían.

Según señala el juez de instrucción en su sentencia, la pareja escondía la droga en varios táperes almacenados en congeladores: la mayor parte en el frigorífico del domicilio de la abuela y una porción menor en la nevera de su propia vivienda. Cuando se produjo el registro de los inmuebles, los agentes incautaron 1,7 kilos de anfetamina, valorados en más de 35.000 euros, en la residencia de la mujer de edad avanzada y cerca de 500 gramos de la misma sustancia, valorada en casi 13.000 euros, en su propia casa.

En el registro de las viviendas también se incautaron dos básculas, una batidora y diferentes objetos de corte para manipular los estupefacientes.

SEGUIMIENTO POLICIAL DURANTE MESES

La Policía Municipal de Pamplona estableció un seguimiento durante dos meses en el que pudieron comprobar cómo los encausados preparaban y vendían droga, realizando la entrega indistintamente en su domicilio, en el portal de la vivienda o en vehículos que aparcaban junto al bloque de pisos. En uno de los seguimientos se interceptó a un comprador y se corroboró que la bolsita blanca que la condenada le había suministrado minutos antes a cambio de dinero contenía heroína.

En su sentencia, el juez considera como atenuante de la pena impuesta el hecho de que ambos encausados tenían disminuidas sus capacidades intelectivas y volitivas por su dependencia de las sustancias estupefacientes.

Finalmente la pareja ha sido condenada a prisión. En el caso del hombre, su pena asciende a 6 años y un día de cárcel, además de una multa de 49.000 euros; a su pareja le han condenado a tres años y medio de prisión y sanción de 13.000 euros, al no poder probarse fehacientemente que las drogas escondidas en el congelador de casa de la abuela del condenado pertenecieran también a la joven.

Tanto la defensa como los acusados han mostrado su plena conformidad con las penas decretadas y la sentencia es firme, salvo que en algún punto no se hubieran respetados los términos confirmados por las partes.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.