TRIBUNALES

La justicia vuelve a poner en su sitio a Bildu y Asirón: deberá colocar las banderas y el retrato del Rey en un "lugar preferente"

El juzgado contencioso administrativo de Pamplona admite el recurso de la abogacía del Estado: Bildu incumplió la norma y mandó al rincón tanto las banderas como la foto del Rey.

Joseba Asirón y Joxe Abaurrea, alcalde y teniente de alcalde de Bildu en Pamplona.
Joseba Asirón y Joxe Abaurrea, alcalde y teniente de alcalde de Bildu en Pamplona.  

Bildu y Asirón siguen sin poder saltarse la ley, como a ellos les gustaría. El alcalde de Pamplona, apoyado por Geroa Bai-PNV, Podemos e IU retiró del salón de plenos del Ayuntamiento las banderas oficiales de Navarra, España y Europa y el retrato del Rey Felipe.

El Juzgado Contencioso Administrativo nº 1 de Pamplona ha condenado al consistorio a colocar en un "lugar preferente y de honor" el retrato del Rey de España y las banderas oficiales en el salón del plenos del consistorio pamplonés. 

La abogacía del Estado interpuso un recurso contra esta decisión en noviembre del año pasado por mandar a un rincón las banderas y la imagen del Rey, lejos del lugar preferente junto al sillón del alcalde que ocupaban hasta la fecha. El recurso entendía que la nueva ubicación no resultaba "preferente y de honor" como exige la ley

Bildu, por su parte, dedicó su recurso a poner excusas, sin atreverse a explicar la verdad de por qué apartó la bandera de España y la imagen del Rey del salón de plenos y alegó cuestiones de "comodidad y ornato". 

Joseba Asirón llegó a decir en su texto enviado al juzgado que la zona detrás de la presidencia del salón de plenos "no permite la colocación de retrato alguno y resulta muy angosto para ubicar las banderas oficiales". Además, trató de convencer al juez explicando que la ley no exige que las banderas oficiales hayan de colocarse necesariamente en el salón de plenos del mismo al existir otros lugares de igual importancia, como el salón de la junta de Gobierno local o el despacho del alcalde. 

Incluso Asirón y Bildu llegaron a esgrimir ante el juez que las "costumbres decorativas anteriores no deben vincular a un equipo de gobierno posterior", todo con tal de no reconocer que apartaron la bandera de España y el retrato del Rey por motivos políticos e ideológicos. 

El juez, sin embargo, señala que no comparte la interpretación del Ayuntamiento y mantiene que lo que exige la norma es que sea la bandera la que ocupe un lugar preferente en el interior del edificio y no que el despacho o dependencia del edificio en el que una bandera se coloque sea en sí el elemento más o menos destacado del edificio municipal. 

La resolución indica que la nueva ubicación elegida por Bildu y el cuatripartito se halla en un lado del fondo del salón de plenos, en una esquina en la parte contraria del espacio que ocupan los concejales. "Esa ubicación no puede ser considerada como preferente en relación con el conjunto del salón de plenos, ya que la preferencia implica una nota de primacía y preponderancia". 

El texto judicial mantiene que la colocación escogida por Bildu no "alcanza esas exigencias" y resume que si las banderas no han molestado por espacio en los últimos años no tienen por qué molestar ahora, como trata Bildu de excusarse con la falta de espacio en la sala. 

El juez deja la posibilidad abierta a que se recoloquen las banderas en un lugar de sala distinto al de ahora, "lo que no implica forzosamente que se reubiquen en los mismos lugares en que se encontraban con anterioridad al cambio", ya que ese espacio no tiene por qué ser el único lugar preferente de todo el salón de plenos. 

El magistrado no impone las costas al Ayuntamiento de Pamplona al entender que existe cierta "indefinición legal sobre la materia y la forzosa subjetividad que queda para resolver el conflicto planteado y el grado de relevancia de fondo del asunto controvertido. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.