TRIBUNALES

La Audiencia de Navarra vuelve a rechazar la puesta en libertad de 'El Prenda' y sus amigos por la violación de Sanfermines

El juicio no podrá celebrarse antes del mes de noviembre y se prevé que se prolongue alrededor de tres semanas por el elevado número de testigos.

De izquierda a derecha Ángel Boza Florido, Jesús Escudero Domínguez, José Ángel Prenda Martínez, el militar Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena y  Antonio Manuel Escudero Domínguez.
De izquierda a derecha Ángel Boza Florido, Jesús Escudero Domínguez, José Ángel Prenda Martínez, el militar Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena y Antonio Manuel Escudero Domínguez.  

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra ha ratificado su decisión del pasado 14 de julio y ha acordado mantener en prisión a los cinco acusados por la supuesta violación de una joven madrileña de 18 años la madrugada del 7 de julio de 2016 en Pamplona.

En cinco autos, que son firmes, la Sección Segunda, el tribunal que va a juzgar el asunto, ha desestimado los recursos de súplica interpuestos por las defensas de los procesados.

En las resoluciones, adoptadas por dos votos contra uno, el tribunal se remite a la argumentación expuesta en julio para mantener en prisión a los cinco encausados.

Para dos de los tres magistrados, “concurren los riesgos que configuran las finalidades constitucionalmente legitimadoras de la prisión provisional”, lo que determina “que no pueda estimarse adecuada otra medida menos gravosa para la libertad personal a fin de conjurar tanto el peligro de eludir la acción de la justicia, como el riesgo de reiteración delictiva, relacionada con la presunta dinámica comisiva en una actuación grupal”.

Estos autos desestimatorios cuentan igualmente con el voto particular del magistrado que ya abogó en julio por la libertad provisional con fianza de los acusados con la adopción de medidas cautelares.

Este juez insiste en tachar de “inconsistentes e insuficientes” los argumentos de sus compañeros de sala y subraya asimismo “el déficit de motivación” sobre el riesgo de fuga y la reiteración delictiva.

EL JUICIO NO SERÁ ANTES DE NOVIEMBRE

El juicio por la violación grupal en los Sanfermines de 2016 no se podrá celebrar antes del mes de noviembre, según fuentes del Tribunal Superior de Justifica de Navarra.

Ya antes del verano en todo caso se pidió a los abogados de los cinco jóvenes andaluces imputados que indicaran en función de sus agendas las posibilidades que había para marcar una fecha. Ahora el tribunal encargado del juicio, la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, deberá señalar el juicio, algo que puede hacer "hoy, mañana o dentro de dos semanas porque no existe un plazo establecido para ello". En todo caso, dada la cantidad de personas implicadas, las mismas fuentes calculan que la vista oral "no podrá ser antes de noviembre ya que no hay tiempo de organizarlo".

Se espera además que el juicio sea largo "por el número de testigos", de manera que, "aunque probablemente no llegue al mes, se podría prolongar alrededor de tres semanas".

Fue en abril cuando la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra confirmó la conclusión de la fase de instrucción y decretó la apertura de juicio oral, denegando desde entonces en dos ocasiones, la última la de este viernes, la excarcelación de los imputados.

EL RELATO DE LA VIOLACIÓN

Los acusados, dice la Fisclía, taparon a la joven la boca, le rodearon, le bajaron su ropa interior y le obligaron a realizar felaciones a los cinco, y le penetraron, uno de ellos anal y vaginalmente, sin usar ninguno preservativo y "valiéndose de su superioridad física y numérica" y de la "imposibilidad" de la joven de "ejercer la más mínima resistencia".

Mientras todo esto ocurría, A.M.G. y A.C., "de común acuerdo con el resto de los acusados, pero sin el conocimiento ni consentimiento" de la chica, realizaron grabaciones de vídeo y fotografías con sus teléfonos móviles, "con la intención de vulnerar la intimidad de la víctima y posteriormente mostrarlos, enviarlos y difundirlos a su grupo de amigos".

De hecho, sobre las 06:50 horas, J.A.P. envió a un chat denominado "La Manada" mensajes como "follándonos a una los cinco", "todo lo que cuente es poco", "puta pasada de viaje" y "hay video", aunque no llegaron a difundir las imágenes.

Poco antes, dice el escrito, "cuando los acusados se dieron por satisfechos", se vistieron y se apoderaron del móvil de su víctima, valorado en 199,19 euros, al que quitaron la funda y la tarjeta de memoria, con lo que se aseguraban de que la chica "no pudiera solicitar auxilio", tras lo que abandonaron el lugar.

Por estos hechos el Ministerio Público solicita para cada uno de los detenidos, entre ellos un militar y un guardia civil, 18 años de cárcel por un delito continuado de agresión sexual; 2 años y 10 meses de cárcel así como una multa de 5.409 euros, por un delito contra la intimidad; y 2 años de prisión por un delito de robo con intimidación.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.