TRIBUNALES

La Audiencia Nacional permite a Barkos celebrar el homenaje que iguala a policías y terroristas: no se considera competente para anularlo

La Asociación Dignidad y Justicia y el Sindicato Profesional de Policía disponen de tres días para denunciar el acto en los juzgados navarros.

Uxue Barkos, presidenta de Navarra en la sesión de Gobierno. IÑIGO ALZUGARAY
Uxue Barkos, presidenta de Navarra en la sesión de Gobierno. IÑIGO ALZUGARAY  

El juez instructor de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha rechazado prohibir el acto convocado por el Gobierno de Navarra este sábado para homenajear a víctimas de violencia de grupos de extrema derecha y de funcionarios públicos, tal y como solicitaba la Asociación Dignidad y Justicia y el Sindicato Profesional de Policía en una denuncia, al entender que este órgano judicial no es el competente para tomar dicha decisión.

Asimismo, en un auto con fecha de este jueves, Moreno no ve que con esta convocatoria se incurra en un delito de enaltecimiento del terrorismo, tal y como apunta la denuncia interpuesta este martes.

Aunque el juez instructor procede al archivo de las diligencias, indica que los denunciantes pueden formular una nueva denuncia ante el juzgado de instrucción territorialmente competente. Ante este auto cabe recurso de reforma en el plazo de tres días.

El sindicato policial y la asociación presentaron una denuncia ante la Audiencia Nacional al entender que el acto de puede llevar a la realización de "acciones coercitivas" hacia los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, enaltecimiento del terrorismo o humillación a las víctimas.

En este sentido, solicitaron la prohibición de la celebración del homenaje y en su caso que se libre oficio la Unidad Central de Inteligencia (UCI), al Servicio de Información del Cuerpo Nacional de Policía y a la Guardia Civil para que hagan un seguimiento de la celebración del homenaje. Asimismo, instaron a que si se dan estos delitos, se proceda a la "inmediata e inequívoca" disolución del acto, la identificación de sus autores y emitan los informes oportunos.

UN ACTO QUE TRATA DE "REESCRIBIR LA HISTORIA"

Para ellos, este acto trata de "reescribir la historia" al asemejar a los asesinatos de ETA con las "represiones violentas de índole política" y humillar a las víctimas del terrorismo equiparándolas con asesinos que perdieron la vida en enfrentamientos armados con los cuerpos policiales.

"Que por la esencia de los convocantes y el lema de la convocatoria todo hace pensar que es un acto ideado para injuriar y calumniar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, especialmente a la Policía Nacional y la Guardia Civil, equiparando sus acciones legítimas a las de actos terroristas", afirma la denuncia. Tienen la finalidad de expulsar a los policías del País Vasco y Navarra, "identificándose con una de las reclamaciones históricas de la organización terrorista ETA", apostilla.

Además, la denuncia indica que tampoco se puede descartar que este acto fomente el delito de odio hacia estos colectivos y recuerda que en la localidad navarra de Alsasua dos guardias civiles "fueron agredidos por un grupo de 12 simpatizantes de la izquierda abertzale radical en la madrugada del pasado 15 de octubre".

Los denunciantes aportaron también una noticia en la que se explica que "el Ejecutivo trata de igualar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado con los grupos violentos de extrema derecha".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
x