TRIBUNALES

El asesino de la mujer de Burlada dejó el cuerpo más de 12 horas en la vivienda hasta que decidió lanzarlo al río de madrugada

Una vecina acudió a la Policía local de Burlada para alertar de que había visto al hombre portar algo con una manta, pero no se investigó. 

Blanca Esther Marqués Andrés, la mujer asesinada, junto a Francisco Javier Nieto Jiménez, ahora en prisión.
Blanca Esther Marqués Andrés, la mujer asesinada, junto a Francisco Javier Nieto Jiménez, ahora en prisión.  

El hombre que mató el sábado en Burlada a Blanca Esther Marqués Andrés dejó el cuerpo más de 12 horas en el domicilio que ambos compartían en la localidad antes de que decidiera deshacerse del cuerpo tirándolo al río Ulzama en Arre. 

Así lo ha confesado Francisco Javier Nieto Jiménez ante la juez de Violencia sobre la Mujer de Pamplona, que le ha imputado un delito de homicidio y lo ha enviado a prisión provisional comunicada y sin fianza. Su abogado de oficio ha solicitado la libertad provisional sin fianza. El abogado de la acusación particular y el fiscal se han opuesto a ello y la juez ha decidido el encarcelamiento. 

Francisco Javier Nieto ha comparecido tranquilo, sereno y con un relato de los hechos en los que ha tratado de explicar qué ocurrió el sábado 14 de enero cuando, tras regresar la pareja a su vivienda de Burlada, se produjo el asesinato

Nieto ha explicado que salieron juntos a tomar el aperitivo y a comer fuera de casa, que bebieron y que, al menos él, se encontraba influenciado por el alcohol. En un momento dado, después de volver a casa, sobre las 16.30 horas, comenzó una discusión en el domicilio que subió de tono. Los dos habían vuelto a Burlada en coche unos minutos antes. 

El hombre ha revelado que en un momento dado de la discusión cogió la mujer del cuello cuando se encontraba de espaldas, apretó fuerte y la asfixió. El cuerpo inerte de Blanca Esther Marqués quedó tendido en el domicilio. 

Nieto acababa de matar a su pareja, pero en lugar de llamar a los servicios de emergencias o a la policía para tratar de auxiliarla si aún era posible o de pedir ayudar ante lo ocurrido y confesarlo, no hizo nada de ello. Ante la juez ha explicado que abandonó el domicilio. Eran aproximadamente las 17 horas de la tarde del sábado. 

TERCERAS PERSONAS

No hay testigos que puedan aportar otra versión sobre la supuesta pelea entre la pareja. Lo cierto es que el hombre abandonó la vivienda con el cuerpo de su compañera y no regresó a la casa hasta casi las 12 de la noche de ese mismo sábado. Durante el tiempo que pasó fuera, al parecer, estuvo al menos en contacto con un familiar. 

La policía investiga ahora si pudo ponerse en contacto con otras personas para contarles lo ocurrido e incluso para pedir ayuda para deshacerse del cuerpo. No hay constancia, por el momento, de la intervención de terceras personas que pudieran estar en conocimiento de lo ocurrido cuando el hombre regresó a la vivienda ya madrugada. 

Nieto esperó junto al cadáver hasta cerca de las 5 de la madrugada. Fue en ese momento cuando decidió envolver el cuerpo con una manta y bajarlo hasta el vehículo, siempre según su relato. Una testigo asegura que vio al hombre con una actitud sospechosa, con un bulto, a esa misma hora en el portal de los hechos. Lo comunicó ante la Policía Municipal de Burlada, pero el tema no se investigó. 

El ahora preso condujo su vehículo desde Burlada hasta el puente de Arre con el cadáver en el interior del coche. Recorrió los aproximadamente 4 kilómetros hasta el punto donde, según su versión, arrojó el cuerpo de la mujer, desde el puente de la localidad sobre el río Ulzama

La ahora aproximada en la que se deshizo del cadáver de su compañera eran las 5.30 de la madrugada del sábado al domingo. Regresó a la vivienda y, siempre según la información facilitada por él mismo, no informó a nadie de lo que había hecho.

Pasó todo el domingo y no fue hasta el lunes 16 cuando sobre las 10 horas de la mañana acudió a la comisaría de la Policía Nacional y relató lo ocurrido, confesando que había estrangulado a su mujer y la había tirado posteriormente al río. 

Nieto ha permanecido en dependencias de la Policía Nacional desde el lunes. La juez ha decidido tomarle ya declaración este mismo martes en lugar de esperar más días debido a las informaciones que ha recibido por parte de los investigadores sobre las dificultades de encontrar el cuerpo. 

"INDICIOS QUE PRUEBAN LA VERACIDAD"

En el auto de la titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer se detalla que ya "de la propia declaración del investigado estamos ante unos hechos que revisten los caracteres de un delito de homicidio".

Además, la juez mantiene que "de la declaración del investigado existen indicios de prueba que dan veracidad a su propio relato sin perjuicio de las diligencias de instrucción que a partir de este momento se deben practicar".

La juez considera que existe riesgo de fuga, que hay que evitar que el investigado pueda ocultar, alterar o destruir pruebas y que por ese motivo ha decidido enviarlo a prisión, una medida que la juez considera ajustada dado el posible delito cometido y la gran alarma social

EL CUERPO SIGUE SIN APARECER

Por el momento los equipos de emergencias y el grupo de rescate acuático de los bomberos no han podido apenas trabajar en los ríos Ulzama y Arga debido a las crecidas y fuerte caudal de estos días. Ya han podido bucear por la superficie y por distintas zonas de las márgenes del río, pero es imposible bucear en el fondo por la turbidez del agua debido a las riadas de estos últimos días. 

Además, fuentes conocedoras han explicado que la corriente ha podido desplazar el cuerpo hasta varios kilómetros, por lo que no es fácil marcar un punto sobre el que buscar. 

En las labores de búsqueda de este martes han participado siete bomberos a pie con el apoyo de un helicóptero del Gobierno de Navarra y se han centrado entre Arre y Etxauri, en las orillas de los cauces de los ríos Ultzama y Arga.

Las labores se han centrado en la superficie y los márgenes de los ríos, por si el cuerpo hubiera quedado a lo mejor sujeto a la vegetación y fuera visible.

En el caso de que el cuerpo hubiera quedado sumergido, no se prevé que flote hasta pasados cuatro o cinco días, o incluso más debido a la baja temperatura del agua.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.