TRIBUNALES

El defensor del militar de 'La Manada': "La chica denunció por pánico a las grabaciones"

El abogado asegura que a la joven "no le sentó nada bien" que los sevillanos se marchasen tras mantener relaciones sexuales "consentidas".

El abogado de uno de los cinco acusados de la violación de Sanfermines del 2016, Juan Canales, a su llegada al Palacio de Justicia de Navarra para la fase final del juicio. EFE/ Villar López
El abogado de uno de los cinco acusados de la violación de Sanfermines del 2016, Juan Canales, a su llegada al Palacio de Justicia de Navarra para la fase final del juicio. EFE/ Villar López  villar lopez

El abogado Juan Canales Cid, defensor del militar procesado por la presunta violación en grupo de una joven los pasados Sanfermines, ha afirmado la inocencia de su cliente y asegurado que la chica presentó denuncia por el "pánico" que sintió al pensar que se habían grabado las relaciones sexuales con su móvil.

El último de los abogados de la defensa en exponer sus conclusiones ha pedido la absolución de su cliente, Alfonso Jesús Cabezuelo, y ha señalado en una intervención de unos 40 minutos que "no ha quedado acreditada" la agresión sexual a la joven madrileña y que "no se han encontrado lesiones de ningún tipo". A su juicio, la joven "no quería denunciar" y "buscó una salida, era la que le ofrecieron quienes le prestaron ayuda, la denuncia".

El abogado se ha sumado a las conclusiones presentadas por los dos letrados de los acusados que le han precedido en la palabra y ha señalado que los procesados "nunca supieron que ella no quería hacer nada". "Ella no dijo nada de que no quería hacer nada", ha expresado, para indicar que "las relaciones eran totalmente consentidas".

Según ha relatado, cuando la joven y los cinco acusados se encontraron en la Plaza del Castillo empezaron a conversar y "las conversaciones se hicieron más picantes, empezaron a hablar de sexo y acordaron mantener relaciones sexuales". "Lo primero era buscar un sitio", ha señalado.

Tras un recorrido por calles de Pamplona, ha añadido, "observaron a una vecina entrar en un portal de la calle Paulino Caballero" y accedieron allí por "ser un espacio que les parece discreto". "No conocían la calle, ni el portal, ni el habitáculo, pero les pareció discreto para no ser vistos por nadie para mantener las relaciones sexuales que habían acordado", ha comentado.

Ha explicado que al terminar fueron saliendo ellos del portal y "la denunciante ve que la están dejando sola". "Con malas formas y mala educación, ellos le dijeron que iban a seguir de fiesta solos", ha dicho, para afirmar que "ellos no salieron huyendo". "Esto no tuvo que sentarle nada bien a la denunciante, se quedaba sola", ha continuado, para indicar que "las relaciones habían sido consentidas y no hubo ningún forzamiento".

El letrado, en su exposición, ha destacado que al ser detenidos los acusados "no pusieron ningún impedimento" y "colaboraron en todo momento". "Tuvieron una actitud colaboradora y pacífica", ha añadido.

Sobre los vídeos, ha dicho que "pueden ser interpretables" y "lo que se ve es a un grupo de jóvenes practicando sexo". "En ningún caso se ve violencia física y lo dicen los peritos", ha comentado, para señalar que "se ve cierta iniciativa de ella". "En todos los audios aparecen jadeos y gemidos de voz femenina", ha comentado.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.