SUCESOS

Un "documento confidencial" filtrado por la policía sobre el secuestro de un niño desata la alarma en Navarra

El cuerpo municipal de Pamplona anuncia una investigación interna y todas las policías transmiten "tranquilidad" ante lo ocurrido. 

El jefe de la Policía Municipal de Pamplona, Jesús Munárriz, de espaldas, en una comparecencia pública en Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
El jefe de la Policía Municipal de Pamplona, Jesús Munárriz, de espaldas, en una comparecencia pública en Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

La Policía Municipal de Pamplona ha abierto una investigación interna sobre la filtración de un documento interno y de carácter "estrictamente confidencial" que hacía referencia al intento de secuestro de un niño de 10 años a las puertas de un colegio

El documento de trabajo que se ha conocido de forma pública recoge la solicitud de la Policía Foral al cuerpo municipal sobre si tienen conocimiento de hechos similares al ocurrido hace un par de semanas en un centro escolar de la comarca de Pamplona.

El pasado 1 de febrero un hombre se dirigió a un niño que esperaba a sus padres a la salida del colegio y le invitó a subir a su coche para ir a su casa. El menor se negó y relató luego a su madre lo ocurrido. La madre pudo ver el coche y al hombre en el interior, pero cuando conoció lo ocurrido el vehículo ya se había marchado. 

La Policía le ha dado credibilidad al relato del chico y a los datos aportados sobre las características del vehículo y del hombre en cuestión, un hombre de pelo canosos y de entre 35 y 40 años. La conversación con el hombre tuvo lugar en inglés. 

El documento filtrado desde la Policía Municipal de Pamplona, controlada por Geroa Bai y Bildu, ha generado un gran alarma social en toda Navarra, ya que ha corrido como la pólvora por las redes sociales y los grupos de WhasApp, donde ha sido compartido miles de veces. 

En ese documento confidencial se hacía alusión incluso a la información facilitada por la Interpol (policía internacional) sobre un hombre con antecedentes de pederastia que ha venido a vivir de manera reciente a Pamplona desde el Reino Unido. Se refieren a él con nombre y apellidos, además de con los datos de su dirección personal en Pamplona.

La Policía Foral ha investigado a este hombre por si tuviera alguna relación con los hechos denunciados, pero considera que no existen coincidencias con las características físicas del hecho.

La Policía Foral ha reconocido la denuncia de la madre y el menor ante la Brigada de Delitos contra las Personas.

"De todas las indagaciones realizadas hasta el momento, no se ha encontrado ningún indicio de hecho delictivo, aunque la investigación continúa abierta. En el marco de dicha investigación, se ha solicitado la colaboración del resto de fuerzas y cuerpos de seguridad, con el objeto de conocer si han recibido denuncias por hechos parecidos, no teniendo constancia de hechos similares", ha señalado la Policía Foral en un comunicado remitido este jueves. 

Tanto la Policía Foral como la Policía Municipal de Pamplona ha informado de manera errática sobre el asunto, ya que al tiempo que han reconocido la veracidad de la denuncia y del documento filtrado, aconsejan a los ciudadanos no confiar en las informaciones que llegan a través de las redes sociales. 

De hecho, el Gobierno de Navarra ha informado en una nota sobre los "rumores de presuntos hechos", cuando la realidad es que la denuncia ha existido y no se trata, en este caso, de ningún bulo difundido en las redes sociales, sino de una filtración de la Policía Municipal de Pamplona sobre un hecho verídico.

En cualquier caso, ambos cuerpos policiales han lanzado advertencias sobre el cuidado de los niños y la necesidad de seguir unas normas básicas de seguridad. 

"Nunca se deben perder de vista en lugares concurridos (como centros escolares o comerciales) o aglomeraciones, es importante advertirles que nunca hablen con extraños o que si en ocasiones se sienten incomodados, pidan ayuda a otros adultos y bajo ningún concepto ni ir ni montar en vehículos con personas desconocidas", comunican.

"Por último, si se detectan conductas similares, deben ponerse en conocimiento de los cuerpos policiales inmediatamente. Es preferible investigar una falsa alarma que hechos consumados", mantienen desde ambos cuerpos policiales. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un "documento confidencial" filtrado por la policía sobre el secuestro de un niño desata la alarma en Navarra