SUCESOS

Los radicales abertzales vuelven a tomar Pamplona sembrando el Casco Viejo de violencia callejera

La Policía Nacional ha procedido hasta el momento a realizar cuatro detenciones; se trata de cuatro vecinos de la localidad guipuzcoana de Rentería y uno de ellos es menor de edad.

Violencia callejera en Pamplona tras una manifestación convocada por la izquierda abertzale llamando a la "autodefensa ante la represión". PABLO LASAOSA
Violencia callejera en Pamplona tras una manifestación convocada por la izquierda abertzale llamando a la "autodefensa ante la represión". PABLO LASAOSA  

Las calles del Casco Antiguo de Pamplona se han visto salpicadas por la violencia callejera con la que ha terminado una manifestación convocada desde colectivos de la izquierda abertzale llamando a la "autodefensa ante la represión".

La manifestación, que no había sido comunicada a la Delegación del Gobierno y por tanto no contaba con autorización oficial para celebrarse, ha sido organizada por grupo independentista ATA (Movimiento por la amnistía y contra la represión). Ha comenzado en la plaza San Francisco y ha desembocado en graves incidentes en algunas de las calles más céntricas de la capital navarra.

Así, los radicales han comenzado a volcar contenedores, mesas y demás mobiliario urbano de los locales de hostelería que encontraban a su paso. Los agentes de la Policía Nacional han contabilizado al menos un cajero automático de una sucursal de banco que ha sido destrozado y varios ataques a locales hosteleros.

Las calles Chapitela, Mercaderes, Estafeta y Curia han sido algunas de las que más daños materiales han sufrido como consecuencia de los disturbios de los radicales.

La Policía Nacional desplegada ha lanzado varias salvas de ruido y disparando pelotas de goma, pero no han procedido a realizar cargas contra los manifestantes que les atacaban lanzando bengalas, botellas y piedras que habían portado los manifestantes durante su marcha por las calles.

Así lo demuestran algunas de las imágenes captadas tras la huida de los radicales, que han dejado tras de sí varios sacos con cargas de piedra para atacar a los policías. Según el balance ofrecido por las autoridades, dos agentes de la Policía Nacional han resultado heridos con contusiones leves.

La Policía Nacional ha realizado de momento cuatro detenciones. Se trata de cuatro encapuchados que son vecinos de la localidad guipuzcoana de Rentería. Según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Navarra, al menos uno de los arrestados es menor de edad.

Se ha procedido a detener a los cuatro jóvenes por delitos de atentado a agentes de la autoridad, daños y desordenes públicos.

.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.