SUCESOS

Atropello mortal en Pamplona: el coche que arrolló a la vecina de 67 años en la calle Sadar la arrastró entre 15 y 20 metros

Mari Cruz Zubillaga Vallejo, vecina de Azpilagaña y de 67 años, cruzaba un paso de cebra junto a otra persona. 

En la primera imagen, el vehículo que conducía la mujer de 47 años que atropelló a Mari Cruz Zubillaga, tras la intervención de los atestados. A la derecha, la zona en la que tuvo lugar el atropello, en la calle Sadar.
En la primera imagen, el vehículo que conducía la mujer de 47 años que atropelló a Mari Cruz Zubillaga, tras la intervención de los atestados. A la derecha, la zona en la que tuvo lugar el atropello, en la calle Sadar.  

La Policía Municipal de Pamplona investiga a estas horas del miércoles el fatal suceso ocurrido en la tarde de este 18 de abril en Pamplona. En concreto, se valoran las hipótesis que pueden responder al atropello que mató a una vecina del barrio de Azpilagaña, que cruzaba este martes por la tarde un paso de cebra sin regulación semafórica en la calle Sadar.

La víctima, Mari Cruz Zubillaga Vallejo, tenía 67 años y transitaba por el paso de peatones más cercano a la zona universitaria, frente al pabellón deportivo y cultural Navarra Arena. Iba acompañada por otra persona. Aunque en un principio se pensó que era su marido, no se trababa de él, tal y como ha explicado este miércoles fuentes de la Policía Municipal.

A las 19.12 horas de la tarde, un Peugeot 607 blanco (aparece en la imagen adjunta) arrolló a la mujer con el lado derecho y frontal del vehículo de tal forma que desplazó su cuerpo a lo largo de la carretera entre 15 y 20 metros. El coche circulaba en dirección hacia la avenida de Zaragoza de la ciudad y la víctima mortal del atropello cruzaba hacia los jardines de la UPNA. La persona que caminaba junto a ella resultó ilesa.

La ambulancia medicalizada y asistencias sanitarias que acudieron hasta el lugar de los hechos en cuestión de minutos sólo pudieron certificar el fallecimiento de la pamplonesa. También atendieron a la persona que la acompañaba por el estado de nerviosismo que presentaba. 

Parecido al de la persona que conducía el vehículo, una mujer de 47 años que, al parecer, viajaba con su pareja y sus dos hijos cuando tuvo lugar el accidente. El equipo de atestados de la Policía Municipal que se ha hecho cargo de la investigación tomó declaración a la conductora en el lugar de los hechos.

Asimismo, arrojó un resultado negativo en la prueba de alcoholemia y en el test de drogas que se le practicaron. Entre las hipótesis, se baraja un despiste en la conducción, puesto que la conductora reconoció que no vió a las personas que cruzaban. 

El cuerpo de la víctima fue trasladado el martes al Instituto Nacional de Medicinal Legal, donde a lo largo de esta jornada le será practicada la autopsia. De momento, a la conductora, y a la espera de que concluyan las diligencias, se le imputa un delito de homicidio por imprudencia


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.