SUCESOS

Rescatados entre las llamas: salvan a cuatro personas atrapadas en el incendio de una casa en Mendavia

La Guardia Civil ha logrado rescatar a los inquilinos y ha apagado el fuego con la ayuda facilitada por los vecinos.

Imagen de archivo de un incendio dentro de una vivienda, donde las llamas afectan a varios muebles.
Imagen de archivo de un incendio dentro de una vivienda, donde las llamas afectan a varios muebles.  

Un incendio declarado en una vivienda de Mendavia ha acabado afectando a los inquilinos del inmueble donde se ha generado el fuego, aunque las cuatro personas que se encontraban en su interior han logrado ser rescatados gracias a la rápida intervención de la Guardia Civil y han resultado ilesos.

El incendio tuvo lugar a primera hora de la noche del pasado jueves en una vivienda de la calle Blanca de Navarra, tal y como ha informado la Guardia Civil.

Un vecino de la localidad puso sobreaviso a los agentes de la Guardia Civil de Mendavia, que conforme se acercaban a la calle desde donde se recibió el aviso comenzaron a vislumbrar llamas y humo negro que provenían de la ventana de una habitación situada en el segundo piso de una casa de dos alturas.

Los dos agentes de la patrulla de la Guardia Civil entraron en el domicilio para rescatar a las personas que se encontraban en su interior. Lograron sacar a los cuatro inquilinos y aislaron el edificio para evitar daños mayores.

LOS VECINOS AYUDARON A APAGAR LAS LLAMAS

Los guardias civiles comenzaron a apagar las llamas con varios extintores y cubos de agua facilitados por los vecinos de las casas situadas en las inmediaciones. Finalmente lograron apagar las llamas antes de que llegasen los bomberos, que felicitaron a los agentes por su veloz intervención.

Se dio orden para que las personas que habrían podido inhalar humo fueron trasladadas al centro médico para ser reconocidos por una posible intoxicación por monóxido de carbono.

Dos de los inquilinos que se encontraban en la vivienda y uno de los guardias civiles fueron reconocidos por los médicos de urgencias y no precisaron traslado a ningún centro hospitalario. De hecho el agente continuó con su jornada de trabajo, aunque al día siguiente fue reclamado para que acudiese al médico para ser sometido a una segunda observación.

El incendio se saldó finalmente con daños materiales y no hubo que lamentar ningún tipo de daño persnal. Al parecer las llamas se ocasionaron de manera accidental por la caída de un radiador eléctrico sobre una cama.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.