SUCESOS

Continúan las labores de refresco y vigilancia del incendio forestal de Falces, que ya ha sido controlado por los bomberos

El fuego, contra el que se está luchando por tierra y aire, ha quemado cinco hectáreas de pino carrasco de unos cincuenta años de antigüedad.

Los bomberos intentan extinguir por completo el incendio de Falces tras haberse reavivado esta mañana. MIGUEL OSÉS_13
Los bomberos intentan extinguir por completo el incendio de Falces tras haberse reavivado esta mañana. MIGUEL OSÉS_13  

El incendio forestal declarado este miércoles por la tarde en Falces, y que desde esta madrugada se encuentra controlado, ha afectado a cerca de 5 hectáreas de pino carrasco, según las primeras estimaciones que ha dado a conocer la mañana de este jueves la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde.

A última hora de la tarde continuaban las labores de extinción del incendio a cargo de bomberos del Gobierno de Navarra con el apoyo de medios aéreos. La probabilidad de que una brasa arrastrada por el viento haya sido la causa del rebrote de las llamas registrado este mediodía en un lugar que no había sido alcanzado por el fuego ha aconsejado extremar las precauciones para intentar evitar que se reavive nuevamente el incendio. Por la tarde se ha registrado otro rebrote que ha quedado controlado hacia las 19.50 horas. En ambos casos la superficie quemada ha sido escasa.

Durante la jornada han trabajado en la zona bomberos de los parques de Lodosa, Tafalla y Peralta, que por la tarde han sido relevados por efectivos de Tudela y Cordovilla. Los aviones Azor del Gobierno de Navarra y de la base de Agoncillo (La Rioja) han realizado descargas hasta que sobre las 19 horas han sido sustituidos por los helicópteros del Gobierno foral. Está previsto que durante la noche permanezca un retén con dotaciones de los parques de Peralta y Tafalla.

EVALUACIÓN DE LOS DAÑOS

La consejera Elizalde ha mantenido esta mañana una reunión con el alcalde de la localidad, Valentín García Olcoz, para evaluar los daños ocasionados por el siniestro. A la reunión ha asistido también también el director del Servicio de Bomberos de Navarra Javier Bayona; el jefe de Sección de Guarderío Forestal, Salvador Pino, y personal del Guarderío y técnicos de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra.

La consejera ha explicado que el bosque afectado es un fustal medio de pino carrasco de unos 50 años de edad. El fuego ha afectado fundamentalmente al estrato arbustivo situado debajo del arbolado, típico de la orla de matorral mediterráneo con presencia de especies como el tomillo, romero, escambrón o coscoja, entre otros.

Según ha indicado, los trabajos silvícolas de limpieza que se realizaron hace tres años para reducir la espesura hasta los 400-500 pies por hectárea han contribuido a que no se haya desatado un incendio de copas, que hubiera sido más perjudicial. Isabel Elizalde ha felicitado a los bomberos y personal del guarderío forestal por el trabajo realizado y ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que extreme las precauciones para evitar incendios.

CONDICIONES METEOROLÓGICAS

Por su parte, Javier Bayona ha informado de las tareas de refresco y vigilancia que se están efectuando. Para ello, los bomberos recorren la zona afectada y echan agua en el terreno o los tocones humeantes. Ha explicado también que las condiciones meteorológicas, con la ausencia de viento, son favorables a esta hora del día para que el fuego no vuelva a reavivarse, aunque el ascenso de las temperaturas y el viento tras el mediodía ha sumado dificultad.

La presencia del fuego fue notificada a las 19:51 horas. Comenzó en las cercanías del núcleo urbano y debido a las condiciones meteorológicas, con fuerte viento de componente sur, se propagó hacia la masa forestal situada al norte de la población. Tras recibirse el aviso se activó el protocolo de extinción y con la rápida intervención y coordinación de los medios se pudo estabilizar hacia las 22:30 horas, y quedó controlado sobre las tres de la madrugada de este jueves.

Para los trabajos de extinción se han empleado helicópteros del Gobierno de Navarra, un avión de descarga situado en la base de Noáin y posteriormente se solicitó la intervención de dos aviones más de la base de Agoncillo (La Rioja). Se contó además con la intervención de los parques de bomberos de Tafalla, Peralta y Tudela, Lodosa Cordovilla y la base de Miluce con la Brigada helitransportada, forestales con siete autobombas, más de 40 bomberos que han permanecido en el lugar durante la noche, y el guarderío forestal de la Demarcación de Tafalla-Sangüesa. Las actuaciones han sido coordinadas por el Servicio de Protección Civil que dirige Isabel Anaut.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.