SUCESOS

Detenido por malos tratos el padre del niño de 11 años que se fugó de su casa en Tudela

La juez de guardia le ha impuesto una orden de alejamiento de su hijo mientras que dure la instrucción del caso.

Refugio que se construyó el pequeño en Tudela
Refugio que se construyó el pequeño en Tudela  

Tras el hallazgo del menor de 11 años que fue localizado el miércoles en Tudela en buen estado después de haberse fugado de su casa después del colegio, se ha dado a conocer que la Policía Nacional procedió a la detención de su padre. 

El motivo, tal y como han confirmado fuentes de la investigación, se debe a presuntos los presuntos malos tratos del padre en el ámbito familiar, delito que podría haber influido en la actuación de estos días del pequeño. 

La Policía Nacional ha precisado que el motivo del arresto al progenitor del niño ha sido presuntos los malos tratos hacia el menor.

El hombre ya ha pasado a disposición del la juez de guardia de Tudela, que le ha impuesto al padre una medida de alejamiento de su hijo, por lo que no podrá acercarse a menos de 150 metros mientras dure la instrucción. Está investigado por un delito de maltrato al menor.                        

La juez también va a poner los hechos en conocimiento de la Físcalía por si hubiera algún tipo de responsabilidad de la madre.

NO REGRESÓ  A CASA

El niño, vestido con el uniforme del colegio y con la mochila escolar provista de algunos víveres, decidió no volver al domicilio familiar, en el barrio de Lourdes, como siempre hacía junto a su hermano, dos o tres años mayor que él. En lugar de eso, le entregó al chico una nota para que se la entregara a sus padres, mensaje cuyo contenido se desconoce.

 Acto seguido y, al parecer, con ayuda de algunos de sus compañeros de clase, emprendió su huida hacia una zona de las inmediaciones de la capital ribera, en la trasera Complejo Deportivo Municipal Clara Campoamor, junto a la sede de la UPNA en la Ribera y el centro ETI de FP.

Allí, el pequeño construyó una suerte de refugio utilizando juncos, palos, palets y otros materiales que encontró en el lugar para cobijarse. Allí fue localizado por la policía en buen estado y "tranquilo" y entregado a sus padres. Tanto Policía Nacional como los Servicios Sociales se ocuparon del caso con el fin de esclarecer lo ocurrido.

Sus padres denunciaron una horas más tarde su desaparición en el comisaría de Policía Nacional de Tudela, activándose el operativo de búsqueda del pequeño. En él participaron tanto Policía Municipal, Policía Foral y Guardia Civil, como Protección Civil del Ayuntamiento tudelano. El rastreo comenzó en el ámbito más próximo del menor, familia, colegio, vecinos. Se buscó tanto por el casco urbano de la capital ribera como por los alrededores.

SUS COMPAÑEROS LE AYUDARON

Finalmente, en torno a las cuatro de la tarde de este miércoles, un agente motorizado de Policía Municipal, mientras patrullaba por el conocido como Camino del Rape, dio el alto a tres jóvenes que caminaban por la zona. Estos no hicieron caso a la orden del agente y continuaron su rubo hasta una zona de matorrales y maleza donde se escondieron.

El policía procedió a buscarlos y, al localizarlos los identificó. Uno de ellos era el menor desaparecido. Estaba muy asustando, aunque sin problemas de salud, y protegido por la cabaña que el mismo ideó y donde pasó las casi 24 horas de fuga, incluida la noche.

Se llevó a los tres menores a las dependencias de la Policía Nacional de Tudela y, tras detener el operativo de búsqueda, se avisó a los padres de los tres niños.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.