SUCESOS

Cuesta abajo y sin frenos: un coche atraviesa varias calles de Tudela hasta estamparse en un puente junto al río Queiles

El conductor se ha olvidado de accionar el freno de mano y nada más bajarse su vehículo se ha abalanzado hacia el Paseo de los Poetas.

Imagen del coche caído al puente Mancho sobre el río Queiles en Tudela. PLAZA NUEVA
Imagen del coche caído al puente Mancho sobre el río Queiles en Tudela. PLAZA NUEVA  

Cuesta abajo y sin frenos, así se ha abalanzado un coche esta mañana de jueves en Tudela hasta caer al río Queiles, atravesando varias vías de tráfico y destrozando a su paso algunos elementos del mobiliario urbano. Afortunadamente nadie ha resultado herido.

El suceso ha tenido lugar en torno a las 8.30 horas de la mañana, cuando el conductor de un Volkswagen Passat ha estacionado su vehículo en un callejón junto al convento de las madres Capuchinas. El hombre ha olvidado poner el freno de mano y nada más bajarse del turismo ha visto cómo el coche se ha ido abalanzando cuesta abajo, sin poder hacer nada para detenerlo.

La centralita de SOS Navarra ha sido alertada a las 8.31 horas de que el vehículo se había caído al río Queiles, junto al puente Mancho, y ha movilizado a la Policía Municipal de la capital ribera para atender el suceso.

En su accidentada marcha, el coche ha atravesado la ladera del Paseo de los Poetas y la propia vía, una de las arterias de la capital ribera con cuatro carriles, dos por cada sentido. A continuación, ha colisionado con la rotonda de Díaz Bravo, donde se ha redirigido por el talud del río Queiles.

El Volkswagen Passat ha acabado chocando con el petril que delimita la zona del caudal y se ha caído junto al río, donde ha quedado volcado bajo el Puente Mancho, dejo del Paseo del Queiles.

Una grúa llegada desde Calahorra ha trabajado durante toda la mañana para poder proceder a la retirada del vehículo, que se ha producido en torno a mediodía.

A pesar del riesgo surgido, ningún otro coche ni ninguna persona han sido alcanzados tras abalanzarse el coche. Sí se han contabilizado daños materiales, que ahora serán reclamados a la compañía aseguradora del conductor causante del siniestro.

Por su parte, la Policía Municipal ha denunciado al conductor por haber cometido una negligencia que ha puesto en peligro a los transeúntes y conductores que podían toparse con el coche abalanzado. Como enfatizan desde el cuerpo de policía local, es obligación de cualquier conductor asegurarse de que el coche está estacionado correctamente antes de bajarse del mismo, especialmente en zonas de pendiente pronunciada.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.