SUCESOS

El alcalde de Alsasua (Geroa Bai) pone en duda la participación de 50 personas en el linchamiento a los dos guardias civiles

Recorremos Alsasua tras la paliza a los agentes: los vecinos aseguran no saber nada sobre lo ocurrido de madrugada mientras que los que están al tanto prefieren mantenerse al margen.

Lugar donde se inció el linchamiento a los guardias civiles destinados en Alsasua. PABLO LASAOSA
Lugar donde se inció el linchamiento a los guardias civiles destinados en Alsasua. PABLO LASAOSA  

Todo parece tranquilo en la calle García Ximénez de Alsasua, localidad que celebra sus fiestas y que se ha visto sorprendida por la noticia de una paliza entre cerca de 50 jovenes a dos agentes de la Guardia Civil y sus novias Los cuatro han resultado heridos. 

En Alsasua impera el miedo y el temor a hablar de los hechos. Los vecinos dicen no saber nada de lo ocurrido unas horas antes, cuando en el bar Koxka se inició una brutal paliza a dos miembros de la Guardia Civil que estaban de fiesta con sus novias. Casi todo el mundo dice que estaba en su casa durmiendo en el momento del linchamiento.

En el bar, 12 horas después, el ambiente es el normal, algún pincho, alguna caña. Algunos niegan sin mucho convencimiento lo sucedido.

Por el pueblo la gente cuenta que, pasadas las cinco de la mañana, ya estaban dormidos y que se ha enterado a través de los periódicos digitales.

En el bar todo está en su sitio. Es un local pequeño que hace esquina con una barra de apenas cuatro metros a la derecha con taburetes y tres mesas a la izquierda, el espacio hace imposible que entrasen las 50 personas que habrían participado en la paliza ni hay nada roto ni manchado pero nos aclaran que el linchamiento, aunque se inició en el bar Koxka, terminó en la calle. Allí sí se reunieron todos los radicales. 

CRISTALES DE BOTELLAS ROTAS

En la calle hay cristales de varias botellas rotas. El alcalde Javier Ollo, de Geroa Bai, que ha condenado el brutal ataque en el que uno de los heridos ha sufrido lesiones graves en la pierna, ha convocado una junta de portavoces para el lunes para tratar los hechos.

"Esperamos tener para el lunes más datos porque por el momento no sabemos mucho de lo sucedido". Tanto el alcalde como el cabo de la Policía Local, también presente en el ayuntamiento, han cuestionado la participación de 50 personas en el linchamiento, entre la molestias por el desconocimiento han señalado que ni siquiera sabían que los detenidos estaban relacionados con el linchamiento. El cabo de la Policía Local ha aclarado que no les avisaron de ningún desperfecto en el mobiliario urbano.

Además, el cabo de Policía Local de Alsasua ha querido destacar su enfado por la falta de información, de la que se han enterado en gran parte por los medios de comunicación.

"Nos avisaron a las 6.30 horas de lo sucedido y tanto el cabo de policía local como yo hemos ido al cuartel de la Policía Foral y, posteriormente, al de la Guardia Civil, pero no sabían nada más de lo sucedido", ha señalado Ollo.

BRUTAL AGRESIÓN DE MADRUGADA A DOS JÓVENES GUARDIAS CIVILES Y A SUS PAREJAS

Un grupo de aproximadamente medio centenar de radicales abertzales ha asaltado esta madrugada a dos guardias civiles en Alsasua. Los agentes se encontraban fuera de servicio en un bar de la localidad navarra con sus novias cuando han sido brutalmente atacados por el grupo de jóvenes. Tanto los guardias como sus parejas han tenido que ser trasladados al hospital, donde uno ha sido intervenido quirúrgicamente.

La paliza ha tenido lugar a las 4.55 de la madrugada en un céntrico local de la calle García Ximenez, durante el fin de semana en el que Alsasua celebra una de las fiestas de la localidad. El teniente y el sargento del cuartel de la Guardia Civil de Alsasua estaban disfrutando de una noche de ocio con sus parejas. A pesar de vestir de paisano, algunos de los jóvenes del entorno abertzale les han reconocido.

Después de increparles en el local, en torno a 50 radicales han asaltado a los agentes en el exterior del bar y les han golpeado brutalmente. Como consecuencia de la agresión, el teniente ha resultado herido grave con lesiones en la boca y en una pierna, mientras que el sargento sufre varias contusiones. También sus parejas han sido golpeadas por los extremistas de la izquierda independentista y sufren policontusiones de carácter leve. Los cuatro heridos han tenido que ser trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra.

Una patrulla de Guardia Civil se ha desplazado hasta el lugar de la pelea, además de movilizarse a todos los agentes que se encontraban patrullando cerca de la localidad. Ante el elevado número de asaltantes se ha solicitado refuerzos al Centro de Mando y Coordinación, que ha enviado un equipo de antidisturbios.

La Policía Foral también ha apoyado el dispositivo de seguridad y ha procedido a la detención, por el momento, de dos de los jóvenes que han provocado la agresión. Ahora el cuerpo foral trabaja para identificar al resto de autores del altercado y no se descartan nuevas detenciones.

Los arrestados hasta el momento podrían enfrentarse también un delito de atentado contra la autoridad. La Policía Foral se encarga en estos momentos de la investigación, si bien el expediente será trasladado a la delegación del Gobierno que asumirá la investigación de los hechos.

El teniente atacado ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente en el Hospital de Navarra por una fractura en el tobillo después de que los facultativos médicos analizaran el alcance de sus lesiones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
x