SUCESOS

Dura agresión nocturna de tres jóvenes a un chofer de villavesa en Pamplona: golpes, arañazos e insultos

Ha ocurrido esta pasada noche en el barrio de Mendillorri y la Policía Municipal investiga los hechos para dar con los agresores. 

Una villavesa de Pamplona. PABLO LASAOSA
Una villavesa de Pamplona. PABLO LASAOSA  

Las agresiones a los conductores de las villavesas de Pamplona y la Comarca se repiten de forma constante. Después de que la semana pasada, parte de la plantilla se volviese a concentrar frente a la sede de Mancomunidad para reclamar más protección dentro del transporte urbano, esta pasada madrugada se ha vuelto a poner de manifiesto este tipo de actitudes violentas

Ha ocurrido en el barrio de Mendillorri y sobre las 00.45 horas, cuando un chofer conducía el vehículo de la línea nocturna N6. En concreto, tres jóvenes se han enfrentado durantemente al piloto del autobús con distintos golpes y arañazos

Ha informado la Policía Municipal de Pamplona esta misma mañana de martes como ha sido el propio conductor el que ha recriminado a los tres chavales su actitud dentro del autobús cuando ha empezado el ataque. Los tres se encontraban discutiendo de forma escandalosa y el propio chofer les ha llamado la atención. 

La intervención del conductor hacia ellos les ha valido al trío para emprender un ataque contra él y mancharle directamente con el contenido de una botella de refresco que llevaban. Además, y tal y como ha informado el cuerpo policial, le han propinado distintos golpes en la pierna, arañazos en la cara y varios insultos. También le han roto las gafas.

Los chicos han abandonado a la carrera el autobús antes de la llegada de las patrullas policiales del cuerpo local, que ya habían sido movilizadas. 

Con la descripción facilitada por el mismo conductor, se ha abierto una investigación para localizar a los autores de estos hechos, informe que continúa abierto a la espera de novedades. 

LA DENUNCIA DE LOS CHÓFERES

Ya son varios meses los que han pasado desde que los conductores empezaron a solicitar la regulación de su seguridad en el trabajo. Como tal, piden la instalación de mamparas para proteger a los chóferes y cámaras de vigilancia. 

Entre una de las agresiones más sonadas de estos meses, se encuentra la violenta agresión sufrida el pasado sábado 3 de marzo y sobre las 5 horas de la madrugada, cuando un autobús estaba parado en la cuesta de Labrit de la capital navarra. 

En la cabecera de la línea nocturna número 3 (Noáin-Beriáin), un ciudadano intentó acceder al vehículo sin pagar por el viaje. "El compañero le dijo que pagara o se bajara y el agresor le agarró por la espalda al conductor y le propinó puñetazos y golpes en la cara, abriéndole el labio", relata la nota del comité de la empresa.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.