SOCIEDAD

La UPNA y Grefusa diseñan una nueva tecnología para elaborar pipas de girasol más nutritivas

Este innovador desarrollo permite incorporar vitamina E y minerales a las semillas tostadas y doblar su vida comercial.

Un campo de girasoles.
Un campo de girasoles.  

Investigadores de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y de la empresa valenciana Grefusa han desarrollado una nueva tecnología para procesar y elaborar pipas de girasol tostadas y saladas que mejora la calidad nutritiva de estas semillas, al poderles incorporar vitamina E y minerales, y doblar su vida comercial.

Este desarrollo ha sido posible gracias a un proyecto financiado con casi 142.000 euros por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, dentro del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de la Innovación 2013-2016.

El proyecto ha sido desarrollado, durante cuatro años, por Teresa Fernández García, Idoya Fernández Pan y Juan I. Maté Caballero, investigadores de Instituto de Innovación y Sostenibilidad en la Cadena Agroalimentaria (IS-FOOD) de la Universidad Pública de Navarra, y Luis Martínez Campos, técnico de Grefusa. Esta empresa familiar, fundada en 1929 y con sede en Alcira (Valencia), está especializada en la elaboración de frutos secos y “snacks” de cereales bajo marcas como “El Piponazo”, “MisterCorn” o “Snatt’s”.

¿QUÉ PERMITE ESTA TECNOLOGÍA?

Esta nueva tecnología para el procesado y elaboración de pipas de girasol tostadas y saladas permite, además de incrementar las propiedades nutricionales de estas semillas, mejorar las características sensoriales y de vida útil. De hecho, los investigadores han evaluado la incorporación de aditivos (minerales y vitamina E) que mejoran la calidad nutritiva de las pipas.

Además, han realizado un estudio de distintas combinaciones de procesos de sazonado, tostado y adición de ingredientes naturales, que han permitido diseñar “un nuevo proceso de elaboración de estos frutos secos exclusivo y optimizado”, según Juan I. Maté, que es catedrático en el Departamento de Tecnología de Alimentos de la Universidad Pública de Navarra y responsable del proyecto.

En este proyecto, también han participado estudiantes del grado en Innovación de Procesos y Productos Alimentarios (Antzine Argandoña López, Miguel Asiáin Azcárate, Miren Beúnza Aríztegui y Cristina Sanz Lacunza) y del máster en Tecnología y Calidad en las Industrias Agroalimentarias (Laura Muñoz Ciáurriz) de la Universidad Pública de Navarra.

En sus trabajos de fin de estudios, bajo la dirección de los científicos del Instituto IS-FOOD antes citados, han investigado cuestiones como la reducción del contenido de sodio de las pipas, el empleo de antioxidantes para su conservación y las mejoras del perfil nutricional de los frutos secos tostados y salados. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.