SOCIEDAD

UGT lamenta que "las decisiones políticas sobre las cocinas hospitalarias hayan dejado en la calle a 250 trabajadores"

"Los gobiernos de turno no han tenido en cuenta que detrás del servicio hay trabajadores a los que se deja en la calle de la noche a la mañana", denuncia el sindicato.

Concentración del comité de empresa de Catering Mediterranea en el CHN en contra del Gobierno de Navarra. MIGUEL OSÉS
Concentración del comité de empresa de Catering Mediterranea en el CHN en contra del Gobierno de Navarra. MIGUEL OSÉS  

UGT ha lamentado que "las decisiones adoptadas por el Gobierno de Navarra sobre las cocinas hospitalarias, primero su externalización y ahora su internalización, hayan dejado en la calle a 250 trabajadores, a los que ni entonces ni ahora se ha tenido en cuenta".

"Cuando en enero de 2013 el Gobierno de UPN decidió externalizar las cocinas hospitalarias, UGT ya manifestó su oposición a este proceso privatizador, defendiendo que este servicio debía seguir teniendo un carácter público", ha expuesto el sindicato en un comunicado.

Según ha indicado, "la consecuencia de aquella decisión fue el despido de 128 trabajadores, de los que sólo 10 se incorporaron a la nueva empresa adjudicataria Mediterránea de Catering".

"El tiempo dio la razón a las críticas esgrimidas por el sindicato, ya que la externalización no supuso ningún ahorro económico para las arcas públicas y tuvo como consecuencia un deterioro de la calidad del servicio alimentario dado a los pacientes", ha sostenido UGT.

DIRECTOS AL PARO

Para el sindicato, "la decisión de devolver las cocinas al servicio público conlleva ahora el despido de las 126 personas que integran la plantilla de Mediterránea de Catering", por lo que ha considerado que "ni en 2013 ni ahora, los gobiernos de turno han tenido en cuenta que detrás del servicio de cocinas hay trabajadores a los que se deja en la calle de la noche a la mañana".

En este sentido, ha criticado que "les dejan sin opción de recolocación alguna, ya que ni los que estuvieron en las cocinas públicas, ni los que han venido trabajando en la empresa adjudicataria Mediterránea de Catering tienen preferencia alguna para optar a los cien nuevos empleos que se van a crear para volver a prestar el servicio desde el ámbito público".

UGT ha manifestado su "solidaridad y apoyo" a los trabajadores despedidos y ha hecho un llamamiento a "la responsabilidad de las Administraciones Públicas, ya que detrás de muchas decisiones políticas hay personas, cuyo horizonte personal, profesional y vital se puede ver radicalmente comprometido, como en este caso, a las que directamente se envía al paro".

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.