SOCIEDAD

Recrean la violación de los Sanfermines en un relato sobrecogedor: "Tu puta noche de locura es mi destrucción"

A través de un relato de los hechos, narrado como testimonio en primera persona, han querido dar voz a las mujeres víctimas de la violencia sexual.

Una de las manifestaciones que tuvieron lugar en Pamplona durante los Sanfermines de 2016. REUTERS/Susana Vera
Una de las manifestaciones que tuvieron lugar en Pamplona durante los Sanfermines de 2016. REUTERS/Susana Vera  

"Tu puta noche de locura es mi destrucción". Ese es el rotundo mensaje que una mujer ha lanzado esta tarde de viernes en el Congreso de los Diputados en una recreación de la salvaje violación múltiple de los Sanfermines de 2016.

Con ella, ha querido poner voz a la joven madrileña de 18 años que sufrió la agresión sexual a manos de los cinco jóvenes sevillanos actualmente acusados por estos hechos. Con este relato de los hechos, en forma de testimonio, se ha buscando también encargar a todas mujeres que han sufrido la violencia sexual.

"Voy camino a casa, estoy cansada y decido irme. Camino por la calle, sin miedo pero con miedo. Me siento en un banco donde hay un conocido". Así ha comenzado Carlota Álvarez el relato en el acto "Tribunal de Mujeres contra las violencias machistas" convocado por la Plataforma 7N.

Después, ha indicado que se unieron los otros cuatro jóvenes: "Ellos planeaban violarme". En el testimonio ha señalado que durante la agresión se le "hiela el cuerpo" y solo quiere "gritar" y "que pases ya, que pase ya".

Sin embargo, ha continuado la chica, "el tiempo no pasa" y tiene que sufrir las risas de sus agresores, que le hagan fotografías y la graben. "Su poder es mi condena", ha lamentado.

"TENGO FRÍO, CALOR, TIEMBLO"

Tras la brutal agresión, ha recordado que le quitaron el móvil, como "si eso fuera relevante" en ese momento. "Tengo frío, tengo calor, tiemblo, no me controlo. Me tumbo en un banco, me acurruco y cierro los ojos. Que no haya pasado, que no haya pasado", pide.

Le ha tomado el relevo, Estela Grande, que ha proseguido con el relato de la violación durante los Sanfermines de 2016.

"¿Lo cuento? No me van a creer. ¿A quién se lo cuento? ¿Ha sido mi culpa? Claro que no, yo no quería. ¿Por qué me he sentado en ese banco con esa gente? ¿No eran mis amigos? Confiaba en ellos, eran mis amigos, no lo entiendo", se pregunta.

Y a esas interrogantes se agolpan otras muchas: "¿Podría haber hecho algo para evitarlo? Quizá ir a otro sitio. ¿Tendría que haber ejercido más resistencia? No, no podía, ni siquiera me salía la voz, solo intentaba respirar".

Así, ha ahondado en el profundo sentimiento de culpa que sufren muchas mujeres que son víctimas de la violencia sexual: "Quiero llegar a casa y limpiarme, me doy asco. ¿Es que nadie lo ha visto? Tengo miedo de coger un taxi, de entrar en mi portal y encontrármelos, de andar por la calle. Pero a lo que más miedo tengo es a darme cuenta de que esto es real".

"NECESITO AYUDA, POR FAVOR"

También ha recordado el miedo a quedarse embarazada, o a haber sido contagiada de alguna enfermedad, así como la incertidumbre sobre qué pasos dar. "Esto no me lo enseñaron en el colegio, nadie me ha enseñado a reaccionar. Ayuda, necesito ayuda, por favor". Las dudas se ciernen sobre si denunciar o no, "pero necesitaran pruebas". Pero, sobre todo, se pregunta qué más pruebas necesitan si le han "destrozado la vida".

En el cúmulo de preguntas, también ha señalado la cuestión de si contárselo o no a su madre: "Pobre, llorará y no sabrá qué hacer. No puedo hacerle esto a mi madre ¿Adónde voy? Maldita sea, ojalá lo supiera".

Finalmente, ha narrado que decide ir a una comisaría, pero rechaza que sea un hombre el que recoja su testimonio. "No quiero estar con ningún hombre. Quiero ir al hospital, pero no sé qué me van a hacer. Vuelvo a sentirme sucia, solo quiero limpiarme. Ojalá pudiera echar marcha atrás y no haber salido hoy. Y ojalá ellos no me hubieran tocado".

Estos testimonios han buscado mostrar que detrás de las cifras se esconden historias, sufrimiento y dramas concretos que padecen miles de mujeres en todo el mundo.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.