SOCIEDAD

El pueblo viejo de Sarriguren, epicentro de la cultura en Egüés con la reforma de la antigua iglesia

La reapertura de esta iglesia supone la culminación del plan urbanístico de recuperación, rehabilitación y regeneración de todo el ámbito del pueblo

Inauguración de la vieja de Santa Engracia del pueblo viejo de Sarriguren. GOBIERNO DE NAVARRA
Inauguración de la vieja de Santa Engracia del pueblo viejo de Sarriguren. GOBIERNO DE NAVARRA  

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha destacado este viernes, en el acto de reapertura de la iglesia vieja de Sarriguren, la reurbanización de todo el entorno que la rodea como "uno de los ejemplos del urbanismo social y sostenible" que el Ejecutivo foral está impulsando a través de la sociedad pública Nasuvinsa.

"Que un pueblo cuyas casas hace apenas dos años se caían literalmente vaya a convertirse ahora en el epicentro cultural del Valle de Egüés es ya de por sí un triunfo del urbanismo", ha subrayado.

Uxue Barkos, acompañada por el alcalde de la localidad, Alfonso Etxeberria, y el gerente de Nasuvinsa, José Mª Aierdi, ha presidido este viernes el acto de inauguración de la antigua iglesia de Santa Engracia de Sarriguren, un pequeño templo del siglo XII, desacralizado en su día y en estado de ruina durante las últimas décadas, que el Ayuntamiento del Valle de Egüés utilizará ahora como sala noble, salón de actos y centro de actividad cultural, tras su rehabilitación y acondicionamiento.

La reapertura de esta iglesia supone la culminación del plan urbanístico de recuperación, rehabilitación y regeneración de todo el ámbito del pueblo viejo de Sarriguren, una intervención que la sociedad Nasuvinsa activó a partir de octubre de 2015.

La actuación ha culminado recientemente con la recuperación y consolidación de las tres casas solariegas de piedra del antiguo concejo que quedaban en pie, la restauración y acondicionamiento de iglesia vieja -edificios todos ellos cedidos por Nasuvinsa al Ayuntamiento del Valle de Egüés como dotaciones para usos sociales y culturales- y la reurbanización del entorno como un espacio urbano de convivencia, ha explicado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

Durante su intervención al término del acto, la presidenta del Ejecutivo foral ha destacado "la estrecha y fructífera colaboración" que han mantenido el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento del Valle de Egüés durante estos dos últimos años "para sacar de su letargo el proyecto de reurbanización de este pueblo viejo de Sarriguren, que llevaba más de una década en estado de abandono y de ruina, a espaldas de las nuevas edificaciones que lo iban rodeando".

Asimismo, Barkos se ha referido al Valle de Egüés, actualmente el tercer municipio de Navarra en población, como una localidad "emergente y con un tejido social y cultural muy vivo" y ha subrayado que "la recuperación de su pueblo viejo y todo el diseño de la ecociudad de Sarriguren en su conjunto, representan uno de los mejores ejemplos de urbanismo social y sostenible, enfocado a garantizar el derecho a la vivienda, pero también la habitabilidad de nuestros pueblos", que contribuye a "concebir las ciudades como espacios urbanos de convivencia, vida, cultura y actividad, y no sólo como meras urbanizaciones dormitorio que se extienden en frías superficies de suelo, en muchas ocasiones concebidas al calor de expectativas especulativas".

La jefa del Ejecutivo foral también ha celebrado que la colaboración con el Ayuntamiento del Valle de Egüés "haya permitido saldar finalmente una deuda" -cifrada en unos 700.000 euros- que el Gobierno contrajo con el municipio por la cesión de aprovechamientos urbanísticos que se produjo en su día para la expansión de la ecociudad de Sarriguren "y que en más de una década aún no había sido atendida".

El alcalde de Egüés, Alfonso Etxeberria, ha tomado también la palabra para agradecer al Gobierno de Navarra la rehabilitación de este espacio "que se destinará a usos muy variados". Etxeberria ha recordado que Sarriguren ha pasado de tener 10 habitantes en 2002, a tener hoy 15.000 (21.000 el Valle de Egüés), "por lo que era necesario contar con nuevos espacios públicos de vida y convivencia como éste, que será de uso y disfrute de todo el valle".

Con la asistencia de medio centenar de personas, el primer acto público que se celebra en la iglesia vieja de Sarriguren ha consistido en el breve recital de un cuarteto musical, la apertura de una exposición de obra gráfica de artistas locales y la proyección de un vídeo sobre el patrimonio inmaterial con testimonios de personas mayores sobre la historia de este concejo y, posteriormente, la presidenta Barkos y el alcalde Etxeberria han procedido a descubrir una placa conmemorativa.

Las autoridades participantes en el acto también han visitado, junto a la iglesia vieja, los restos arqueológicos de una necrópolis medieval que escondía el antiguo concejo de Sarriguren, con medio centenar de restos enterrados entre los siglos XII y XVIII, y que fue descubierta en las excavaciones realizadas durante los trabajos previos a la reurbanización de este ámbito.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El pueblo viejo de Sarriguren, epicentro de la cultura en Egüés con la reforma de la antigua iglesia