SOCIEDAD

Pilar López, la primera jotera argentina que emociona a los navarros con su extraordinaria voz

Visita Pamplona con su familia por primera vez, tiene quince años y es la primera alumna extranjera de la escuela navarra de jotas.

La joven argentina Pilar López Virgili durante el momento de la entrevista.
La joven argentina Pilar López Virgili durante el momento de la entrevista.  

Pilar López Virgili es una joven de 15 años natural de Rosario (Argentina) que está emocionando a quienes escuchan sus jotas.

Durante sus dos semanas de estancia en Pamplona, hasta el 17 de noviembre, asiste todos los días a una media de cuatro horas en la escuela navarra de jotas para aprender técnicas de canto y vocalización para su perfeccionamiento y conocimiento del folklore navarro.

En declaraciones a Navarra.com, ha indicado que no tiene ninguna vinculación familiar con Navarra, pero que siempre le gustó la cultura de esta tierra: “No tenemos familia acá. Yo pertenezco a la escuela navarra de jotas y vengo a dar clases. Tuvimos el sábado una ronda por la calle Estafeta en el recorrido del encierro. Estuvimos cantando jotas, aprendiendo con mi profesor, y a visitar Navarra que me encanta”.

“De chiquita siempre me gustó y a disfrutar. Hace mucho que yo pertenezco y bailo en el centro de Rosario y siempre me gustó la cultura de acá. Empecé a cantar jotas. Conocí a mi profesor Charli Jiménez. Allí no hay escuela de jotas y Carla mi madre se preocupó de saber cómo se cantaba la jota por las redes sociales”.

Desde hace dos años le dan clases por llamadas de wasshap e interactúa con sus compañeros como otra alumna cualquiera de la escuela navarra, asegura su madre.

“Llegamos el domingo pasado a Pamplona y el viernes nos vamos. Me encanta todo. Aquí hay construcciones muy antiguas y para donde miro hay montañas que en Rosario es todo llanura. Ayer fuimos a ver la nieve, Olite, Javier, etc”, afirma Pilar.

El padre de Pilar, Hernán, asegura: “Bailaba de chico en el centro navarro de Rosario y vivíamos los sanfermines allá con el resto de centros navarros. Mis hijas heredaron esa cultura que yo vivía en julio siguiendo los Sanfermines”.

La idea ahora es crear una escuela de jotas en el centro navarro de Rosario y por ello ha viajado a Pamplona con sus padres y su hermana Valentina, gracias a la ayuda del concejo deliberante municipal de Rosario y de su presidenta Daniela León.

De esta forma, la escuela navarra de jotas se ha convertido en la primera escuela internacional de jotas navarras.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.