TERRORISMO

Las víctimas de "violencia política" del homenaje de Barkos y Bildu: tres etarras, una fallecida en accidente y un suicida

Familiares de seis terroristas vinculados a ETA firmaron el manifiesto que recibió los aplausos de Bildu, Geroa Bai-PNV, Podemos e I-E.

Imagen de los fallecidos Ángel Gurmindo, Mikel Castillo y Iosu Zabala, vinculados a la banda terrorista ETA. ARCHIVO
Imagen de los fallecidos Ángel Gurmindo, Mikel Castillo y Iosu Zabala, vinculados a la banda terrorista ETA. ARCHIVO  

El Gobierno de Navarra ha afirmado este domingo que no ha organizado ningún homenaje institucional "que incluya miembros de ETA", en referencia al polémico acto con el que reconocía a las víctimas de 'violencia política'. Lo cierto es que durante la celebración del acto el sábado se leyó una declaración firmada por, al menos, 6 familias de personas vinculadas a diferentes organizaciones terroristas.

Al texto le pusieron voz los familiares de Germán Rodríguez, el fallecido en las revueltas de los Sanfermines de 1978; de Mikel Zabalza, encontrado muerto tras ser detenido en San Sebastián por la Guardia Civil; y de José Miguel Etxeberria 'Naparra', líder de los Comandos Autónomos Anticapitalistas que desapreció en 1980, año en el que su organización había asesinado a 9 personas.

La declaración leída abogaba por "no categorizar a las víctimas" y estaba firmada también por los familiares de Mikel Arregi, Ángel Berrueta, José Luis Cano, Mikel Castillo, Rafael Delas Aizkorbe, Ángel Gurmindo, Sara Fernández Esparza, José María Izura, Unai Salanueva Iosu Zabala.

Entre las víctimas representadas en este declaración figuran al menos tres miembros de ETA y otros tres de los sanguinarios Comandos Autónomos Anticapitalistas, además de una víctima de accidente de tráfico y un joven que se suicidó. Para evitar incurrir en un delito de enaltecimiento del terrorismo, el Gobierno foral defendió su homenaje alegando que "en ningún momento del acto se hizo mención expresa a ninguna persona concreta", obviando que el comunicado leído sí tiene unas personas firmantes.

EL FALLECIMIENTO DE LOS TRES ETARRAS

Mikel Castillo Furtado murió el 18 de septiembre de 1990 en el Casco Viejo de Pamplona alcanzado por un tiro tras intentar huir de la policía. Castillo, de 23 años de edad y presunto miembro de la banda terrorista ETA, se encontraba junto a otras dos personas en un coche aparcado cerca de la Catedral de Pamplona; al parecer esperaban atentar contra un tráficante de droga, según mantuvo uno sus acompañantes.En ese comando estaba Bautista Barandalla, condenado entre otros crímenes por el asesinato de Mª Cruz Yoldi, repartidora de Diario de Navarra. 

Una patrulla de seguridad ciudadana de la policía se acercó hasta su vehículo para solicitarles que se identificaran. En ese momento Castillo se bajó del coche y apuntó a los agentes con una pistola. A pesar de que apretó el gatillo para dispararles, el arma se quedó encasquillada y el joven emprendió la huida. Los policías trataron de detenerle y durante su persecución Castillo recibió un disparo por la espalda que le causó la muerte.

Ángel Gurmindo Lizarraga, miembro liberado de un comando de ETA, murió a los 34 años el 8 de febrero de 1984 en Hendaya, supuestamente a manos de dos miembros del Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) que le localizaron en el municipio francés junto a otro etarra y abatieron a ambos a tiros.

Iosu Zabala Salegi era miembro del comando Nafarroa de ETA y fue encontrado muerto en marzo de 1997 en Deba. Llevaba en paradero desconocido desde 1994, cuando las Fueras y Cuerpos de Seguridad del Estado desarticularon el comando del que formaba parte y decretaron orden de busca y captura sobre él. El cadáver de Zabala, alias Basajaun, fue localizado por unos montañeros con un disparo en el pecho en un monte. Horas antes de que el cuerpo pudiera ser identificado, ETA ya aseguró que se trataba de su miembro y que había sido asesinado por la policía.

TRES TERRORISTAS DE LOS COMANDOS AUTÓNOMOS ANTICAPITALISTAS

El mayor aplauso del acto organizado por el Gobierno de Navarra se lo llevó la intervención de Eneko Etxeberria, el hermano de 'Naparra'. Líder de los sanguinarios Comandos Autónomos Anticapitalistas, José Miguel Etxeberria desapareció en 1980, un año en el que el grupo terrorista que dirigía había cometido ya 9 asesinatos. El Batallón Vasco Español se atribuyó su desaparición. 'Naparra', según fuentes consultadas, organizó y dirigió varios asesinatos que fueron el sábado jaleados por los participantes en el acto gracias al homenaje y reconocimiento. 

Tanto Rafael Delas Aizkorbe como Jose María Izura Sanz eran considerados miembros liberados de estos comandos terroristas próximos a ETA. Los dos fallecieron en marzo de 1984 en la bahía de Pasajes durante un tiroteo con los GEO de la policía. Un total de cinco presuntos miembros de este grupo intentaban llegar en lancha a la costa, cuando fueron avistados por los agentes y se produjo un intercambio de tiros, según se reflejó en el atestado del suceso.

FALLECIDA EN ACCIDENTE DE TRÁFICO

Entre las víctimas de 'violencia política' que se recordaron en el homenaje institucional figura Sara Fernández Esparza, una pamplonesa que falleció en un accidente de tráfico en Aranda de Duero. La pamplonesa murió en 2003 cuando viajaba a la cárcel madrileña de Valdemoro para visitar al etarra Iñaki Etxeberria, encarcelado por ser miembro del comando Madrid.

Además, entre las víctimas 'de motivación política' figura Unai Salanueva Beldarrain, un vecino de la Chantrea que se suicidó tirándose por la ventana de su piso en febrero de 1997. Salanueva había sido condenado a prisión por negarse a realizar el servicio militar y declararse insumiso. Una vez en la cárcel se le concedió el tercer grado y podía volver a su domicilio durante el día, con la condición de regresar a pasar la noche al centro penitenciario de Pamplona. Minutos antes de volver a la cárcel, el joven se lanzó por la ventana.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.