SOCIEDAD

Barkos presenta en Pamplona una exposición sobre el euskera, "la lengua de los navarros que fraguó la identidad de la Comunidad foral"

La exposición, Navarrorum, comprende 36 documentos y pretende realizar un reconocimiento público al euskera como patrimonio cultural.

Inauguración en el Archivo general de navarra de la exposición Navarrorum, con la presencia de la presidenta del gobierno Uxue Barcos . MIGUEL OSÉS_4
Inauguración en el Archivo general de navarra de la exposición Navarrorum, con la presencia de la presidenta del gobierno Uxue Barcos . MIGUEL OSÉS_4  

La Presidenta de Navarra, Uxue Barkos, ha asistido esta tarde a la inauguración de la exposición "Navarrorum. Dos mil años de documentos navarros sobre el euskera", en la que se refleja, a través de una treintena de documentos, la presencia de esta lengua desde la antigüedad romana hasta el siglo XIX.

Barkos ha destacado el protagonismo de Navarra en la historia del euskera, al que se ha referido como "la lengua de los navarros". "Fraguó la identidad de un territorio, Navarra, y de sus habitantes los navarros" a lo largo de dos milenos, ha dicho la presidenta del ejecutivo foral durante su discurso inaugural. 

La muestra, organizada por el Gobierno de Navarra, se exhibirá en el Archivo Real y General de Navarra durante los próximos tres meses, y, con posterioridad, el gobierno foral realizará con ella un recorrido itinerante por otras localidades navarras y territorios en los que tiene presencia el euskera.  

Durante su intervención, Uxue Barkos ha señalado que nunca antes se había acometido un proyecto del calado de esta exposición y ha añadido que "no se trata de mostrar la historia de una lengua, las raíces y evolución del euskera, sino de cómo se desarrolló durante dos mil años la presencia del euskera en el territorio que hoy es Navarra".

LA LENGUA DE LOS NAVARROS

La Presidenta se ha referido a algunos de los hitos de la historia del euskera. Entre otros, a las inscripciones conocidas más antiguas, contenidas en la estela de Lerga, del siglo I d.c., al pergamino suscrito por el rey Sancho el Sabio del que este año se cumple su 850 aniversario y en el que aparece por primera vez la expresión "lingua navarrorum" para denominar al Euskera, y también a los primeros textos escritos de cierta extensión, fechados al final de la Edad Media.

Se tratan todos ellos de documentos que se refieren a Navarra, escritos en Navarra o cuyos autores son navarros. "Esta navarridad –ha agregado- se justifica en el hecho de que en Navarra tiene la lengua vasca sus primeras frases escritas, sus textos medievales más extensos, su primer libro impreso, sus primeras traducciones, así como sus primeros intentos por normalizar su gramática y su ortografía".

LA EXPOSICIÓN

La muestra inaugurada hoy ha seleccionado 36 piezas por su valor testimonial. Los documentos se muestran agrupados en seis bloques temáticos que responden a la propia evolución de los testimonios históricos sobre la lengua: un primer periodo –la Antigüedad romana y los llamados "siglos oscuros"– en el que el euskera apenas deja su huella en textos escritos en otras lenguas; una segunda etapa, en la que los textos la nombran como la lengua de los pamploneses, primero, y de los navarros, después; un tercer momento en el que el euskera se escribe; y un cuarto, en el que se comienzan a imprimir libros en lengua vasca.

El retroceso geográfico y social que se inicia en el siglo XVII conforma el quinto bloque. Finalmente, una serie de documentos muestran cómo ya en los siglos XVIII y XIX el euskera se ve atrapado entre la razón ilustrada y el sentimiento romántico.

Gran parte de los documentos que se exhiben procede del propio Archivo Real y General de Navarra, así como de otros centros documentales dependientes del Gobierno de Navarra –como el Museo de Navarra o la Biblioteca General de Navarra– y otras entidades de la comunidad como la Biblioteca de Capuchinos, Biblioteca de la Universidad de Navarra, Archivo de la Catedral de Pamplona, Archivo Diocesano de Pamplona, Casa-Museo de Gayarre, la fundación Caja Navarra o el Archivo Municipal de Pamplona. Asimismo, se exhiben piezas procedentes de centros archivísticos de Madrid, Santiago de Compostela, Compostela, Bilbao, París (Francia), Oxford (Reino Unido), Chicago (USA) y Tombouctou (Mali). 

La iniciativa persigue facilitar una explicación histórica para contextualizar la situación actual del euskera y, al mismo tiempo, realizar un reconocimiento público de la importancia de este patrimonio cultural, y poner en valor su conservación y promoción.

La información relativa a la exposición se actualizará puntualmente en la página web

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.