SOCIEDAD

Tensión en Alsasua: Covite no se amedrenta y defiende a la Guardia Civil frente a los radicales de Sortu

Consuelo Ordóñez y otras tres víctimas de ETA se han concentrado al inicio de la manifestación abertzale para defender a los agentes de la Guardia Civil.

Covita planta cara a los proetarras contra el odio y en favor de la Guardia Civil en Alsasua. PABLO LASAOSA (2)
Covita planta cara a los proetarras contra el odio y en favor de la Guardia Civil en Alsasua. PABLO LASAOSA (2)  pablo lasaosa

Cuatro víctimas del terrorismo de ETA se han concentrado este sábado en la Plaza de los Fueros de Alsasua frente a los centenares de manifestantes movilizados por la izquierda abertzale que iniciaban una marcha contra la Guardia Civil. Consuelo Ordóñez, la presidenta de COVITE, y otras tres víctimas han mostrado carteles en favor del cuerpo de seguridad mientras los manifestantes les han increpado.

La concentración, convocada por el movimiento proetarra y a la que se ha sumado activamente Sortu, ha reunido a cientos de personas y numerosos medios de comunicación. El movimiento independentista ha liderado la marcha con una pancarta en contra de lo que han dado en llamar "montajes policiales" y con el lema "dejad en paz a Alsasua".

Cuando las cuatro víctimas han aparecido en la plaza con los carteles a favor de la Guardia Civil, los centenares de radicales reunidos han comenzado a proferir gritos e insultos contra ellas. Uno de los manifestantes ha tratado de arrebatarle uno de los carteles.

Covite ha respondido a los mensajes que proferían los proetarras con rótulos en defensa de la Guardia Civil con consignas como “odio fuera”, “no os tenemos miedo, sin pistolas no sois nada”, “aquí sólo sobran los violentos. Alde hemendik (fuera de aquí)” y “Guardia Civil, seguid aquí. Porque os queremos, porque os necesitamos".

Consuelo Ordóñez, la presidenta de Covite, ha explicado ante los numerosos medios de comunicación congregados la decisión de plantar cara a la marcha abertzale: "Hay ocasiones en las que hay que elegir entre esconderse o dar la cara y ésta es una de ellas; por eso hemos venido cuatro víctimas de Covite para enfrentarnos a los violentos que pretenden imponer el miedo y el odio en Alsasua y en tantos otros pueblos de Navarra y País Vasco".

"AL ODIO SE LE COMBATE CON LA LIBERTAD"

"El peligro de la radicalización es real, es una olla a presión, como se vio el fin de semana pasado con las agresiones a dos guardias civiles", ha continuado Ordóñez, hermana del edil del PP Gregorio Ordóñez asesinado por ETA en 1995. "No nos sorprende porque es un síntoma de que el culto al odio está más vivo que nunca y al odio se le combate con la libertad", ha afirmado la presidenta del colectivo de víctimas del terrorismo.

Ordóñez ha valorado la concentración del movimiento abertzale como una "profesionalización del odio": "Están convocados por Sortu, que pretende lo mismo que quería ETA durante 40 años de violencia. Y venimos a decirles que basta ya, que no les tenemos miedo, que sin pistolas no son nadie". Desde Covite han añadido que representan a "muchos vecinos de Alsasua y a miles de navarros y vascos" en éste acto en defensa de la Guardia Civil y contra la violencia radical de los abertzales.

Además de Consuelo Ordóñez, han participado en el acto Concepción Fernández, viuda del guardia civil Aurelio Prieto, asesinado en Tolosa en 1980; Fernando Altuna, hijo del capitán de la Policía Nacional Basilio Altuna, asesinado en Erenchun en 1980; e Iñigo Pascual Múgica, hijo de Ángel Pascual, ingeniero de la central nuclear de Lemóniz asesinado en Bilbao en 1982.

Esta misma semana, Covite ha presentado en la Audiencia Nacional una denuncia por delitos de terrorismo y un delito de odio contra los autores y colaboradores de la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en la localidad navarra, así como contra el movimiento Ospa Mugimendua, al que están vinculados los dos detenidos hasta el momento. Covite considera que dicho movimiento continúa la campaña ideada por ETA, Alde hemendik! (“Fuera de aquí”) y que persigue la “expulsión” de los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil de Navarra y del País Vasco a base de “amenazas, coacciones y presiones” y de la “precarización de las condiciones de trabajo y de vida personal y familiar”.

CRÍTICAS AL "MONTAJE"  EN ALSASUA

Tras recorrer las calles del municipio navarro, los centenares de manifestantes, escoltados por varios 'momotxorros' (personajes típicos del carnaval de Alsasua), han regresado a la plaza de los Fueros en donde han vuelto a denunciar "el montaje" del pasado sábado y la "nube negra de represión" con la que aseguran vivir en la localidad.

"Dejad a nuestro pueblo en paz", 'Asesinos a sueldo, abuso de poder', 'Ni se os quiere ni se os necesita' o 'Televisión manipulación' han sido algunas de las proclamas con las que los manifestantes se han echado a las calles de Alsasua para denunciar el que han denominado "circo político-mediático-policial" y que supone "un ataque no solo a la juventud, sino al pueblo entero".

"La versión oficial difundida se ha visto desacreditada y falta de argumentación", ha añadido una vecina de Alsasua, en representación de los convocantes de la manifestación. Además, han criticado las declaraciones del Gobierno de Navarra al considerar que se han realizado "sin contrastar las distintas versiones". En este sentido, también han acusado a UPN, PP y PSOE por su "interés político".

Respecto al carácter sexista de la agresión, al haber sido también golpeadas las dos parejas de los Guardias Civiles, el colectivo ha afirmado que "se ha intentado desprestigiar la dignidad que siempre ha tenido Alsasua para denunciar agresiones de este tipo" y han reivindicado "no aceptar de ataque sexista a aquello que se trata de un claro ejemplo de manipulación y distorsión de la realidad".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
x