SOCIEDAD

Una asociación navarra recoge hasta 300 quejas por llamadas de comerciales y da la clave para evitarlas: la Lista Robinson

Denuncian ante Consumidores Irache llamadas insistentes pese a pedir a las empresas anunciantes que no querían recibir más ofertas.

Una mujer con un teléfono móvil en la mano. ARCHIVO
Una mujer con un teléfono móvil en la mano. ARCHIVO  

Hasta 300 navarros han mostrado su malestar a la Asociación de Consumidores de Navarra Irache por las continuas llamadas que reciben en su teléfono móvil o fijo por parte de agentes o contestadores automáticos con fines comerciales pese a que la última reforma de la ley de consumidores y usuarios reconoce el derecho de la personas “a no recibir, sin su consentimiento, llamadas con fines de comunicación comercial”.

Los afectados acuden molestos a esta asociación porque continúan recibiendo continuamente llamadas comerciales y no saben cómo hacer que el teléfono deje de sonar por este tipo de llamadas. En algún caso, incluso, el consumidor se queja de que estas llamadas se producen en horario nocturno, en sábados o domingos, a pesar de que la normativa prohíbe efectuarlas antes de las nueve de la mañana y después de las nueve de la noche, en festivos y fines de semana.

LA LISTA ROBINSON

Una opción para evitar las llamadas comerciales es apuntarse en la Lista Robinson. Es un fichero de exclusión publicitaria que permite al usuario evitar que las empresas sin relación comercial previa se dirijan a él. El consumidor debe especificar por qué medio no quiere recibir mensajes -telefónico, correo postal, correo electrónico, sms- .

Para apuntarse hay que acceder a la página web www.listarobinson.es y la inscripción es gratuita. Las empresas que vayan a realizar una campaña publicitaria deben consultar antes la lista Robinson para no incluir a las personas que se hayan inscrito. La inscripción se hace efectiva en el plazo de tres meses.

DI MI CONSENTIMIENTO PERO AHORA NO QUIERO QUE ME LLAMEN

Si, por el contrario, las llamadas son efectuadas por parte de empresas a las que usted proporcionó sus datos en algún momento, también tiene derecho a oponerse a recibir más comunicaciones comerciales. En estos casos, es muy recomendable dirigir la solicitud por escrito a la empresa y de forma fehaciente. 

En realidad, la propia empresa debería informarle cuando llama sobre el modo en que usted puede mostrar su oposición. El usuario puede además solicitar a la empresa que le remita un justificante de esta solicitud, a más tardar en el plazo de un mes. 

QUE NO TE ENCUENTREN                

Por otro lado, el consumidor puede retirar sus datos de las guías de comunicaciones electrónicas disponibles al público. Si no quiere que desaparezcan sus datos de la guía telefónica, puede comunicar su negativa a que sus datos sean utilizados con fines publicitarios o comerciales: en estos casos, se hace constar una U junto al nombre y teléfono del inscrito. El problema es que esto solo significa que, en principio, las empresas no podrían utilizar estas guías para realizar llamadas comerciales a este usuario. Sin embargo, dada la masiva circulación de datos personales no parece que esto por sí mismo sea suficiente para que no puedan acceder a sus datos por otra vía.

DENUNCIAR ANTE LA AGENCIA ESPAÑOLA DE PROTECCIÓN DE DATOS

La dificultad para el consumidor cansado de recibir llamadas estriba en muchas ocasiones en demostrar que la empresa está incumpliendo sus obligaciones y está llamando cuando no debería hacerlo.

Si puede probarlo, tiene la posibilidad de poner una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos, que es competente para sancionar a las compañías que vulneren la ley en estos ámbitos. Pero, como se ha indicado, en ocasiones resulta muy complicado demostrar que la compañía ha seguido acosando al ciudadano.

CONTROL INSUFICIENTE

Irache considera fundamental que se pueda garantizar el respeto de las empresas al descanso, a los datos personales y a la intimidad de los consumidores. En este sentido, anima a los ciudadanos a expresar por escrito su negativa a recibir más llamadas y a denunciarlo si es que la empresa sigue insistiendo.

A la vez considera necesario que se realicen más controles para comprobar que las empresas cumplen la ley y utilizan sistemas que ofrecen a los ciudadanos la posibilidad de no recibir más llamadas sancionando a aquellas compañías que incumplen la normativa.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.