SOCIEDAD

Cientos de personas arropan a la Guardia Civil en Pamplona entre gritos de fuera a Bildu por su apoyo a los violentos

Emoción entre los miembros de la Guardia Civil que han tenido que salir a recoger el emocionado apoyo de los asistentes tras la paliza de Alsasua.

Concentración en Pamplona en solidaridad con la Guardia Civil tras la agresión a dos agentes y sus parejas en Alsasua. IÑIGO ALZUGARAY
Concentración en Pamplona en solidaridad con la Guardia Civil tras la agresión a dos agentes y sus parejas en Alsasua. IÑIGO ALZUGARAY  

Emocionado homenaje a la Guardia Civil en Pamplona después de la brutal paliza sufrida por dos miembros del cuerpo junto a sus parejas mientras disfrutaban de las noche en estas de Alsasua. Gritos de "Guardia Civil os queremos aquí" o "Bildu fuera" han sido coreados por los asistentes en un encuentro pacífico y en el que los miembros de la Guardia Civil han tenido que saludar a su término a los asistentes emocionados. 

La concentración, convocada por el grupo Vecinos de Paz de Berriozar, ha tenido lugar a las 20 horas frente a la Comandancia de la Guardia Civil de Pamplona, en la avenida de Galicia de Pamplona, tras una pancarta en la que se leía 'Navarra por la libertad con la Guardia Civil'.

A la movilización han asistido distintos representantes políticos como el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno de Navarra, Álvaro Baraibar, la delegada del Gobierno en la Comunidad foral, Carmen Alba, el presidente de UPN, Javier Esparza, la secretaria general del PSN, María Chivite, o la portavoz parlamentaria del PPN, Ana Beltrán, además de otros cargos regionalistas, socialistas y populares. También han estado presentes los expresidentes del Gobierno de Navarra Miguel Sanz y Yolanda Barcina.

Los asistentes a la concentración, algunos de los cuales han portado banderas de España y de Navarra, han coreado consignas a favor de la Guardia Civil y de España. 'Guardia Civil te queremos aquí', 'Libertad', 'No nos engañan, Navarra es España', Bildu fuera' o 'Asiron dimisión', han sido algunas de las proclamas que se han escuchado en la movilización.

EMOCIÓN EN LA GUARDIA CIVIL

Al término de la concentración, que se ha prolongado más de 20 minutos, han salido a las puertas de la Comandancia los mandos de la Guardia Civil de Navarra con el coronel jefe, Javier Hernández Marco, y el comandante Antonio Barbero a la cabeza. Han sido recibidos con aplausos por los cientos de personas congregadas, a los que el coronel jefe de la Guardia Civil de Navarra ha agradecido su apoyo visiblemente emocionado.

La agresión a los guardias civiles y sus parejas se produjo a las 4.55 horas del sábado en las inmediaciones de un bar de Alsasua, cuando los agentes, un teniente y un sargento, fueron increpados al ser reconocidos como miembros de la benemérita.

Como consecuencia de la agresión, uno de los agentes fue intervenido quirúrgicamente por una fractura en el tobillo. Las otras tres personas afectadas sufrieron policontusiones y magulladuras de carácter leve. Dos personas fueron detenidas por estos hechos. Ambos han pasado este lunes a disposición judicial y han quedado en libertad con cargos.

LA GUARDIA CIVIL ES "GARANTE DE LIBERTAD"

La portavoz de 'Vecinos de Paz', Maribel Vals, ha destacado, en declaraciones a los periodistas al finalizar la movilización, que Navarra "necesita" a la Guardia Civil porque son "garantes de libertad" y ha considerado que los hechos ocurridos el sábado son "un acto terrorista".

"En Alsasua hemos visto que la gente no ha salido a la calle, nos han llamado, querían moverse, pero seguimos con ese terror", ha manifestado Vals, quien ha puesto de relieve que con esta concentración Vecinos de Paz quería transmitir a la Guardia Civil que "los necesitamos, que los queremos aquí". En este sentido, ha defendido que en Navarra "no sobra nadie, ni la Guardia Civil, ni la Policía Nacional, ni la Policía Foral".

Vals ha señalado que cuando conoció la agresión a los dos guardias civiles y sus parejas sintió un "dolor muy grande", si bien ha remarcado que "no nos ha pillado con extrañeza, porque lo estábamos esperando". "Estábamos viendo como iban subiendo el tono, lo vas percibiendo", ha afirmado, para defender que "queremos vivir en paz".

Además, ha mandado todo su "cariño" a los dos guardias civiles agredidos y a sus parejas, "cuatro jóvenes que estaban disfrutando en unas fiestas y que por no ser de su cuerda han llegado a hacer semejante machada".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
x