SOCIEDAD

Denuncian que el Gobierno de Barkos planea despedir a los funcionarios de Navarra que no sepan hablar euskera

Partidos como el PSN o sindicatos como AFAPNA han criticado que este nuevo decreto se ha hecho "sin acuerdos" y "discriminando al 87 % de los navarros".

Ana Ollo y Manu Ayerdi informan de los avances del Gobierno de Navarra en rueda de prensa. PABLO LASAOSA 03
Ana Ollo y Manu Ayerdi informan de los avances del Gobierno de Navarra en rueda de prensa. PABLO LASAOSA 03  

El borrador del Decreto Foral del uso del euskera en las administraciones ya trae de cabeza a la mayoría de funcionarios navarros que trabajan para el Gobierno foral. Según denuncia el Partido Socialista de Navarra, el Ejecutivo de Barkos estaría dispuesto a despedir a sus trabajadores por no saber euskera si se aprobara esta nueva regulación.

Varios partidos, junto al PSN, así como sindicatos en Navarra han criticado el carácter "discriminatorio" de este decreto del que se ha llegado a decir que podría excluir al 87 % de la población de la Comunidad foral. Un dato que el Gobierno de Barkos se ha apresurado a desmentir tachándolo de "bulo, mentira, falsedad o manipulación".

De hecho, la consejera Ollo dio su palabra de que "no se va a despedir a nadie" y puso en valor que el decreto "intenta superar una época en donde parte de la ciudadanía navarra, la que tiene las dos lenguas propias como herramienta de comunicación, estaba siendo discriminada". 

A pesar de las declaraciones de la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucional, los socialistas lamentan y mantienen que el Gobierno está por la labor de llegar a ese extremo y que partidos como Podemos e I-E apoyen medidas de ese calado que claramente van en contra de los derechos de los trabajadores en una actitud que tildan de "complaciente".

Además, y como han explicado algunos sindicatos tras la reunión mantenida este pasado lunes con el Gobierno, también podría reubicarse a funcionarios que no conozcan la lengua. Así, AFAPNA abandonó la Mesa General de Función Pública como protesta ante el decreto, del que el sindicato asegura se ha hecho "sin el acuerdo sindical".

Asimismo, los socialistas critican también "la precariedad laboral que está generando el Ejecutivo con las licitaciones que está haciendo de servicios".

En este sentido el partido del paseo de Sarasate afirma que "la oferta económica está siendo priorizada sobre la técnica, lo que repercute negativamente en las condiciones salariales y laborales, que en algunos casos quedan por debajo de lo que marcan los convenios".

Por todo esto, PSN señala que el cambio que promulgaba el cuatripartito era algo "nacionalista y sin complejos", alejado de los anhelos de la mayoría social navarra.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.