TERRORISMO

¿Cómo se puede combatir el terrorismo? Unas jornadas plantean desde Pamplona el papel de la comunicación y la propaganda

El Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo ha organizado en la capital navarra tres mesas redondas que han abordado los casos de ETA y el yihadismo.

El periodista de El Mundo, Fernando Lázaro, la directoria del Observatorio Internacional sobre Terrorismo, María Jiménez y Francesc Pujol hablan sobre estrategias de contranarrativa dentro de la jornada sobre Terrorismo, comunicación y propaganda
El periodista de El Mundo, Fernando Lázaro, la directoria del Observatorio Internacional sobre Terrorismo, María Jiménez y Francesc Pujol hablan sobre estrategias de contranarrativa dentro de la jornada sobre Terrorismo, comunicación y propaganda  

La lucha contra el terrorismo es uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta la comunidad internacional y la ciudadanía general. Pero no solo por cómo se combate sobre el terreno o en material de prevención, sino también sobre cómo se informa lo que ya ha pasado y lo que sucede hoy día, tanto del terrorismo etarra como yihadista.

Desde el Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo (OIET) tienen claro que la comunicación juega un papel clave en este combate decisivo y por eso organizaron este jueves un seminario sobre Comunicación, terrorismo y propaganda en Pamplona. Esta jornada, abierta al público, han contado con la presencia de agentes directamente implicados en la lucha contra el terrorismo, como militares, periodistas e historiadores. Además del OIET, han sido impulsadas por la asociación Areté y apoyadas por el Ministerio de Interior y el Gobierno Vasco.

"Los retos fundamentales que tienen en común la comunicación y la lucha contra el terrorismo son propaganda yihadista y la escritura del relato sobre el terrorismo de ETA", señala María Jiménez, directora adjunta del OIET.

El pistoletazo de salida del seminario lo dio una mesa redonda que funcionó a modo de radiografía, de contexto, titulada Terrorismo y medios de comunicación, que arrancó a las 11:30 horas. En ella intervinieron el historiador Santiago Martínez; el coronel del Ejército de Tierra, Emilio Sánchez de Rojas, también analista del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE); y el responsable del área de Archivo, Investigación y Documentación del Centro Memorial para las Víctimas del Terrorismo, Gaizka Fernández.

TRES MESAS REDONDAS

En esta charla se habló de los orígenes del yihadismo, así como de la función que ha jugado la propaganda en su difusión. También se analizó la última oleada de atentados que ha sacudido Occidente. En cuanto al terrorismo etarra, se puso la lupa en la necesidad de "referirse al pasado y desmontar mitos que la izquierda abertzale y el entorno de ETA han ido difundiendo a través de una industria cultural que incluye medios de comunicación, editorial y una serie de historiadores de bandera que manipulan la Historia".

El segundo coloquio ha versado sobre Narrativas de terrorismo, y en él participaron Federico Aznar, capitán de fragata y analista del IEEE; Juanfer F. Calderín, director del OIET; y un representante del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). En él se analizó "cómo los grupos terroristas construyen sus mensajes, sobre todo, los yihadistas, y por qué resultan atractivos para un buen número de ciudadanos alrededor del mundo".

En concreto, se abordaron las campañas que utiliza el Daesh para captar 'militantes' en países occidentales. "El terrorismo se vende como una identidad deseable para gente que carece de ella". En esta charla se proyectaron diversos vídeos para mostrar estos mensajes, que utilizan imágenes modernas, traídas de videojuegos y películas. "Paradójicamente, están difundiendo valores del pasado, fundamentalistas, utilizando imágenes muy modernas de productos culturales que también lo son".

El seminario terminó con una mesa redonda por la tarde titulada Estrategias de contranarrativa, en la que han intervenido Francesc Pujol, director del Media, Reputation and Intangibles Center; Fernando Lázaro, redactor jefe del diario El Mundo; y María Jiménez, del OIET. Se planteó una estrategia sobre cómo prever el comportamiento de personas que pueden ser potenciales terroristas o personas radicalizadas, a través de sus comportamientos en Facebook y Twitter. Asimismo, se reivindicó que los medios de comunicación no olviden las noticias relacionadas con el terrorismo etarra y poner el acento en la memoria de las víctimas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.