SOCIEDAD

La emotiva despedida a Joaquín Madurga, el sacerdote y compositor navarro creador de la 'Jota a San Fermín'

"Cualquier cosa le valía para componer; veía a una mujer llorando por su hijo y componía una canción sobre ello", ha afirmado el sacerdote Javier Leoz.

Marta Sola, en el centro, en un momento de la interpretación de la Jota a San Fermín en el funeral de Joaquín Madurga.
Marta Sola, en el centro, en un momento de la interpretación de la Jota a San Fermín en el funeral de Joaquín Madurga.  

La Capilla de San Fermín ha acogido este viernes el funeral de Joaquín Madurga, sacerdote navarro conocido por sus célebres composiciones musicales. Nacido en Dicastillo en 1938, estudió filosofía en Roma y Valencia y desde muy joven fundó una coral en Pamplona, donde empezó su carrera musical. Falleció el pasado viernes 9 de junio en Logroño.

Durante el funeral, al que han acudido decenas de personas, entre familiares, amigos y admiradores de su música, se han recordado sus virtudes, que han sido resaltadas a través de la lectura de la Segunda Carta a los Corintios, que define, en cierto modo, su forma de ver la vida.

El sacerdote Javier Leoz, gran conocedor de Madurga, ha conducido la misa, en la que ha dedicado unas conmovedoras palabras: "Conocí a Joaquín en 1975. Fue mi profesor de religión. Desde entonces no hemos perdido el contacto jamás. He sido su ahijado musical y, mirando su vida, creo que nunca se sintió derrotado, Vivió feliz pero nunca cayó".

El párroco de San Lorenzo ha hecho hincapié en la vocación por la música del difunto: "Cualquier aspecto de la vida le valía para crear música. Veía a una mujer llorando en la calle porque su hijo iba a correr en el encierro y componía una canción sobre ello. Madurga no compuso sobre el papel, sino sobre la vida. Traía la grandeza del cielo a la debilidad de la tierra".

Al final de la ceremonia, una mujer ha entregado una rosa al sacerdote, que él mismo ha colocado junto a la estatua de San Fermín. "Esta rosa significa el nacimiento de Pamplona, de Navarra y de todas sus instituciones", ha señalado el sacerdote.

JOTA A SAN FERMÍN EN SU HONOR

Terminada la misa, se ha cantado la célebre Jota a San Fermín que el difunto Joaquín Madurga compuso. Los solistas Marta Sola y Javier Aguerri han sido los intérpretes, que han conmovido a la capilla hasta las lágrimas.

La jota se compuso dos años antes de estrenarse en la procesión de 1977 y se cantó por primera vez en el día del niño de los Sanfermines de 1975. Madurga siempre recordaba que escribió parte de la letra de la canción dentro de su coche, parado en un semáforo en un mini, a la altura del edificio Singular. 

Estos junto al coro, comprendido por personas de todas las edades, se han llevado el aplauso de los asistentes al funeral y el alago de Javier Leóz que ha cerrado el acto señalando "lo bien que cantáis".

Las hermanas de Madurga han cantado los cánticos a lo largo de la ceremonia y una de ellas es quien ha entregado la rosa roja al párroco Javier Leoz al final de la ceremonia, la rosa que se ha colocado junto a la efigie de San Fermín. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.