SALUD

El barómetro que mide la satisfacción de Navarra en materia de Salud: esta es la nota de la calificación ciudadana

Domínguez reconoce que la percepción de los ciudadanos respecto a las listas de espera es "mala".

Hospital de Navarra en el Complejo Hospitalario de Navarra (1). IÑIGO ALZUGARAY
Hospital de Navarra en el Complejo Hospitalario de Navarra (1). IÑIGO ALZUGARAY  

El consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez, ha valorado los resultados que ha obtenido el sistema sanitario público de la Comunidad foral en el Barómetro Sanitario correspondiente al año 2016, si bien ha reconocido que es necesario mejorar la situación de las listas de espera.

Dicho barómetro, estudio de opinión que realiza el Ministerio de Sanidad en colaboración con el CIS, concluye que los navarros son los ciudadanos más satisfechos con el funcionamiento del servicio público sanitario de entre todas las Comunidades Autónomas. En concreto, los ciudadanos de la Comunidad foral dan una nota de 7,29 sobre 10, mientras que la media nacional es de 6,55. Navarra es, además, la comunidad en la que sus ciudadanos optarían más por acudir a un centro público, en lugar de a un centro privado.

También ocupa la primera posición Navarra en la valoración de la atención en consultas de familia y pediatra, mientras que en la atención especializada ocupa el segundo lugar, según los datos que ha ofrecido el consejero en una comparecencia en el Parlamento foral a petición propia.

Sin embargo, Domínguez ha reconocido que, en cuanto a listas de espera, la percepción de los ciudadanos es "mala". Así, un 33,8 por ciento de los navarros piensa que la situación ha empeorado en el último año, mientras un 11 por ciento cree que ha mejorado, cifra que baja al 8,9 por ciento en el conjunto nacional.

Tras ello, Fernando Domínguez ha destacado que el departamento ya puso en marcha una estrategia para afrontar las listas de espera que incluía la contratación de profesionales, la optimización de recursos o la potenciación de la telemedicina, que "ya están obteniendo algunos buenos resultados, aunque es evidente que no es suficiente".

El consejero ha explicado también que, a tenor de los resultados del barómetro, es necesario mejorar en el confort en la hospitalización y se está trabajando ya en un plan de mejora de la humanización que se presentará en los próximos meses. "Ya se han implementado algunas medidas para mejorar las condiciones de pacientes y familiares, como las recientes reformas de la cuarta planta maternal del CHN o la ludoteca para menores de tres años", ha indicado.

Finalmente, ha considerado que es necesario trabajar en educación sanitaria, para lo que se prevé extender las recetas de estilo de vida en la Atención Especializada, intensificar la escuela de pacientes y poner en marcha la escuela de padres y madres y la escuela de mayores.

"LISTAS DE ESPERA Y URGENCIAS DEBEN SER OBJETO DE ATENCIÓN PREFERENTE"

La portavoz parlamentaria de Salud, María Chivite, ha señalado que las listas de espera y urgencias deben ser áreas de atención de preferente por parte del Departamento de Salud, y apunta que el Barómetro Sanitario 2016 elaborado por el Ministerio refleja también que son las que reciben menos valoración por parte de los usuarios navarros de la sanidad.

Chivite anima al Consejero a que atienda especialmente estos ámbitos de mejora y a que refuerce presupuestariamente la atención primaria, que, si bien cuenta con una buena consideración por parte de la ciudadanía, debe ser excelente y eso implica mayor esfuerzo económico para reforzarla con medios humanos y materiales.

La portavoz valora positivamente la participación de los usuarios en la toma de decisiones respecto de su propia salud, y señala que es importante esa corresponsabilidad de las personas en lo que atañe a sus cuidados.

Por otra parte, Chivite llama la atención sobre dos datos: por un lado, que aunque existe menos percepción de comisión de errores en la atención, cuando se producen son graves o muy graves. Y por otro, el elevado porcentaje de personas que perciben tener una enfermedad crónica, que es del 30 por ciento, si bien el Departamento considera que la cifra de personas diagnosticadas como crónicas es del 17 por ciento.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.