SOCIEDAD

Unos 36.000 navarros padecen diabetes y un 70 % podría 'curarla' llevando una vida más saludable

Esta sábado se celebra el día mundial de la Diabetes con una carpa informativo en la Plaza del Castillo desde las 10 horas.

Una carpa ofrece mediciones gratuitas de glucosa y animaciones musicales con motivo del Día Mundial de la Diabetes. PABLO LASAOSA
Una carpa ofrece mediciones gratuitas de glucosa y animaciones musicales con motivo del Día Mundial de la Diabetes. PABLO LASAOSA  

El impacto de la diabetes en la mujer centra la celebración del día mundial de la Diabetes 2017 y ANADI, Asociación Navarra de Diabetes, se ha sumado al lema central “Nuestro derecho a un futuro saludable” y ha preparado un programa de actividades que arranca este sábado día 11 con una carpa informativa en la Plaza del Castillo a partir de las 10 horas.

Además, para esta edición se han organizado charlas informativas, la iluminación de azul del Parlamento de Navarra y la Casa Consistorial de Pamplona, entre otras actividades.

Actualmente, unas 36.000 personas en Navarra están diagnosticadas de diabetes, suponiendo alrededor de un 6% de la población. La mayoría tiene diabetes Tipo 2, ligada a un estilo de vida poco saludable y evitable en un 70% de los casos. El resto tiene diabetes Tipo 1, precisando de tratamiento con insulina.

En la población general, es algo más prevalente en hombres, suponiendo alrededor del 57% de los casos, pero a partir de los 75 años la principal afectada es la mujer, sumando en total unas 15.800 mujeres diagnosticadas en Navarra

ANADI subraya que, aunque en España las diferencias de género son mínimas en cuanto a la accesibilidad a la asistencia sanitaria y a la educación diabetológica, este escenario no es universal, existiendo ciertas desigualdades en salud vinculadas sobre todo a “situaciones socioeconómicas desfavorecidas que exponen a las mujeres a los principales factores de riesgo de la diabetes, los cuales incluyen una dieta y nutrición pobres, inactividad física así como el consumo perjudicial de tabaco y alcohol”, explica Amaia San Martín, secretaria de ANADI.

Los estilos de vida poco saludables, matiza, llevan a desarrollar factores de riesgo que propician el desarrollo de diabetes tipo II, con un control de la enfermedad inadecuado y una menor adherencia al tratamiento.

Asimismo, ANADI recuerda dos aspectos importantes sobre la diabetes y la mujer, dependiendo de las edades a las que nos refiramos. “Las mujeres jóvenes pueden tener problemas metabólicos y de fertilidad, necesitando además un mayor control y educación en diabetes durante la gestación. Y en edades más avanzadas, en las que, como hemos comentado la prevalencia de diabetes en las mujeres aumenta notablemente, la mayor preocupación es la patología cardiaca, a la que las mujeres son más propensas que los hombres”

En este sentido, añade San Martín, “las mujeres presentan unos síntomas de enfermedad coronaria más atípicos o casi inexistentes y acuden a los servicios de urgencias de forma más tardía, complicándose con el hecho de que las pruebas para el diagnóstico son menos precisas que en los varones.  Por todo ello, el pronóstico de un evento cardiovascular en la mujer con diabetes es peor”.

Por otra parte, ANADI advierte importantes diferencias entre Comunidades Autónomas en aspectos como la educación diabetológica o el acceso de las personas afectadas a tiras reactivas necesarias para el control y a sistemas de monitorización continúa. “Aunque en Navarra, el acceso a la educación sanitaria y a las tiras reactivas para el control glucémico es bueno, no está subvencionado el acceso a los sistemas de monitorización continua”.

MOTORIZACION CONTINUA

El sistema de monitorización continua es una herramienta que permite medir la glucosa de forma continua, dando lecturas cada 5 minutos. Se compone de un sensor que posee un filamento flexible que se inserta debajo de la piel y que tiene una vida de 6-14 días (según el modelo en cuestión), y un transmisor que envía la señal a un dispositivo receptor (monitor) para informarnos de la lectura.

De esta forma consigue eliminar gran parte de los múltiples pinchazos, y nos aporta una información mucho mejor sobre el nivel de azúcar en sangre. Este dispositivo se puede enviar a también a móviles y configurar alertas, pudiendo mejorar el control de todas las personas en general y en particular si lo asociamos a otros dispositivos.

Por ello, Humberto Pérez de Leiva, vicepresidente de ANADI, incidió en la necesidad de “poner a disposición de las personas con diabetes el acceso a los nuevos sistemas de monitorización continua, como se está realizando en autonomías como Extremadura, Valencia o en el País Vasco y otras en trámites para aprobarlos”.

“El acceso a las nuevas tecnologías reduce las complicaciones agudas que pueden suponer el ingreso hospitalario de urgencia, así como las complicaciones asociadas a la diabetes. Todo esto supone una mejora en la calidad de vida de la persona con diabetes y, tanto a medio como a largo plazo, un ahorro para el sistema sanitario, existiendo evidencias científicas en la actualidad que lo avalan”.

Asimismo, ANADI recuerda la moción aprobada por el Parlamento de Navarra el 30 de junio del 2016 que incluía diversas acciones concretas para mejorar la atención y la calidad de vida de las personas con diabetes, como la creación de la Unidad Funcional para personas adultas con diabetes, la aplicación de la nuevas tecnologías en el tratamiento de la diabetes, la garantía de la Educación Diabetológica continuada, y destacar la necesidad normalizar la diabetes en el entorno educativo, que garantice su asistencia al centro, al comedor y a las excursiones escolares de manera normalizada. Y la necesidad de que, tras casi 18 meses, dichas medidas se pongan en marcha.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.