TERRORISMO

Covite sospecha que el acto del cuatripartito "iba más allá de recordar y en el fondo pretendería homenajear"

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo insta a Barkos a pedir a Bildu que condene la violencia para evitar sospechas sobre la política ejercida por su Gobierno.

Homenaje y reconocimiento a las víctimas de grupos de extrema derecha o funcionarios públicos. MIGUEL OSÉS
Homenaje y reconocimiento a las víctimas de grupos de extrema derecha o funcionarios públicos. MIGUEL OSÉS  

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo ha cuestionado el polémico reconocimiento "genérico" que el Gobierno de Navarra ha celebrado en recuerdo de las víctimas de "motivación política". Según ha afirmado la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, se producen "fundadas sospechas de que el Gobierno de Navarra intenta ir más allá de recordar, y que en el fondo pretendía homenajear".

En un artículo publicado por Navarra.com, Ordóñez considera que el acto del Gobierno del cuatripartito está tratando de "blanquear a ETA". Explica que para ello los organizadores no hicieron públicos los nombres de las víctimas reconocidas y "la presidenta Barkos se cuidó mucho de pronunciarlos".

Pero las familias firmantes de la declaración leída en recuerdo de las 'víctimas de motivación política' sí dieron a conocer la identidad de 13 fallecidos y reconocidos con este acto. "La gran mayoría no eran víctimas de abusos policiales o de la extrema derecha", ha recordado Consuelo Ordóñez, "sino de una amalgama de delitos, algún accidente de tráfico o incluso de circunstancias que aún no se han esclarecido".

Ordóñez hace referencia así a una fallecida en accidente de tráfico cuando iba a visitar a un etarra a prisión, un joven insumiso que se suicidó para no entrar en la cárcel, tres miembros de los terroristas Comandos Autónomos Anticapitalistas y tres miembros de ETA.

RECONOCIMIENTO PARA TODOS LOS ASESINADOS POR TERRORISTAS

Desde Covite se recuerda que son un colectivo partidario del recuerdo y que así están llevando a cabo una campaña para colocar placas conmemorativas en cada lugar de España donde se ha producido una víctima de cualquier terrorismo. De este modo han llegado a colocar elementos conmemorativos a personas asesinadas por ETA, pero también por el Batallón Vasco Español o los GAL. "Todos las víctimas fueron asesinadas por organizaciones terroristas, y por lo tanto de forma injusta, y todos merecen el recuerdo público independientemente de su trayectoria vital", ha afirmado Ordóñez.

La presidenta de Covite explica que incluso su asociación está dispuesta a colocar una placa conmemorativa al etarra navarro Ángel Gurmindo, uno de los recordados en el reconocimiento institucional del Gobierno foral, y que si no lo ha hecho ha sido porque fue asesinado por dos miembros del GAL en Hendaya, fuera del territorio español donde tienen capacidad para organizar su campaña de homenaje. Pero Ordóñez precisa minuciosamente que "nunca avalaríamos su despreciable trayectoria terrorista, sino que recordaríamos que allí se cometió un asesinato terrorista injustificable".

DIFERENCIA ENTRE "RECORDAR Y HOMENAJEAR"

Y Ordóñez critica así la diferencia entre los homenajes de Covite a cualquier víctima y "las fundadas sospechas de que el Gobierno de Navarra intenta ir más allá de recordar, y que en el fondo pretendía homenajear". Sospechas que la hermana del asesinado por ETA Gregorio Ordóñez cita como la "falta de transparencia para ocultar los nombres de las víctimas, eliminar el discurso de los familiares de su web y omitir la palabra 'homenaje'".

Considera Ordóñez que el Ejecutivo navarro "ha enturbiado un poco más su cuestionable actitud frente a la deslegitimación del terrorismo". Critica el uso de un "totum revolutum de víctimas" para rendir tributo a personas que no han muerto a manos de extrema derecha ni por negligencias policiales e "igualar su reconocimiento público al de las víctimas del terrorismo, en su enésimo intento de promover una falsa teoría del conflicto con dos bandos enfrentados y al mismo nivel".

"Se trata de una cuestión de principios", concluye Consuelo Ordóñez, que insta al Gobierno foral a diferenciar la violencia terrorista de la practicada por funcionarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, "no un supuesto Estado que haya ejercido la violencia ilegítima de forma sistemática". Además considera que el Ejecutivo del cuatripartito debería exigir a sus miembros de Bildu "asumir que asesinar estuvo mal".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.