SOCIEDAD

Comienza en Navarra un ensayo clínico para probar la eficacia de un nuevo fármaco contra el insomnio

Su mecanismo de acción es diferente al de los tratamientos convencionales.

Luces encendidas de noche
Luces encendidas de noche  

Especialistas en Navarra inician un ensayo clínico para probar la eficacia de un nuevo fármaco contra el insomnio. El estudio está dirigido a personas mayores de 55 años, en caso de las mujeres, y de 65 en el caso de los hombres. Se trata de un fármaco comprimido que se toma por vía oral una vez al día cuyo mecanismo de acción es diferente al de los medicamentos que de forma convencional se han utilizado para el insomnio.

La investigación es un ensayo clínico internacional en fase III para probar la eficacia de este fármaco en centros médicos de Europa y de Estados Unidos. “En los estudios previos, en fase II, este nuevo medicamento ha demostrado ser eficaz disminuyendo el tiempo que se tarda en dormir, aumentando las horas de sueño y reduciendo la vigilia durante la noche”, explica la doctora Elena Urrestarazu, especialista del Área del Sueño y del Departamento de Neurología y Neurofisiología Clínica de la Clínica Universidad de Navarra.

Así, este novedoso fármaco ha demostrado ya buenos resultados en las fases anteriores de ensayos clínicos tanto en seguridad, con escasos efectos secundarios, como en eficacia. Para corroborar dichos resultados, se amplía ahora la investigación a un número más extenso de pacientes.

El insomnio y el deterioro de la calidad de vida

El insomnio es una “alteración importante del sueño que puede traducirse en dificultad a la hora de conciliar el sueño, para dormir durante la noche o en el hecho de despertarse demasiado temprano por las mañanas”, concreta. Se estima que un 30% de los adultos sufren esta alteración y esta cifra asciende hasta un 65% en ancianos.

En el caso de algunas personas, el insomnio puede convertirse en una situación crónica, lo que significa que les ocurre al menos tres noches por semana durante tres meses. Sin embargo, en contra de lo que muchos creen, el insomnio no es un proceso normal de la edad, asegura la Dra. Urrestarazu. Para considerar que estos problemas son una enfermedad es necesario que tengan una repercusión durante el día siguiente como, por ejemplo, cansancio, malestar, problemas de atención y memoria, irritabilidad, etc.”, añade.

Sus causas pueden ser muy variadas, pero el resultado final redunda en un deterioro de la calidad de vida. La falta de sueño o las interrupciones a la hora de dormir pueden derivar en niveles de energía bajos, repercusión en el desempeño del trabajo, problemas de salud y relaciones tensas con los seres queridos. Los especialistas aseguran que cada vez hay más evidencia científica sobre la relación entre el insomnio y el aumento del riesgo de padecer o empeorar el control de la diabetes, de aumentar el riesgo cardiovascular, etc.

El ensayo clínico

Este nuevo ensayo consiste en un estudio de unos dos meses de duración en el que los pacientes participantes mantendrán ocho consultas con los especialistas de la Unidad del Sueño. Para poder acceder al ensayo, además de la edad, es necesario haber sufrido insomnio en los últimos tres meses. Asimismo, se realizaran en torno a siete estudios polisomnográficos del sueño que requieren ingreso hospitalario para pasar la noche en la clínica.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.