SOCIEDAD

El colegio British de Navarra planta su futuro en Gorraiz: inauguradas las obras del nuevo centro educativo

El Alcalde del valle de Egüés, Alfonso Etxeberría (Geroa Bai), ha destacado el "progreso y desarrollo” que supone la llegada del colegio al municipio.

Imagen de la inauguración de las obras del colegio British School of Navarra. CEDIDA.
Imagen de la inauguración de las obras del colegio British School of Navarra. CEDIDA.  

El colegio The British School of Navarra tendrá pronto una nueva sede en el valle de Egüés con las obras que se pondrá en marcha en breve para construir el nuevo centro educativo. 

Este miércoles se ha celebrado un acto en la parcela de Gorraiz donde se edificará el nuevo centro con la plantación de un roble, que busca simbolizar la perdurabilidad del proyecto educativo, hoy han dado comienzo las obras de construcción de las nuevas instalaciones del centro educativo en Gorraiz.

 Padres, alumnos y profesores del colegio The British School of Navarra han arropado con su presencia el acto de inicio de las obras de construcción de las nuevas instalaciones del colegio. 

El evento, de carácter simbólico, ha consistido en la plantación del árbol a cargo de miembros de la comunidad educativa, así como de la corporación municipal del Valle de Egüés, encabezada por el alcalde, Alfonso Etxeberría (Geroa Bai) que ha acudido a la teniente de alcalde, Helena Arruabarrena.

En su intervención, el alcalde ha agradecido la invitación del colegio en algo que “significa, además de una oportunidad buenísima, progreso y desarrollo para el municipio”. Y ha añadido que en el Ayuntamiento se siente "muy orgulloso del acuerdo alcanzado con el colegio”. Etxeberría ha mostrado su agradecimiento a todos cuantos han trabajado por el proyecto. "Estamos a vuestra disposición”, ha concluido”.

Por su parte, el director del The British School of Navarra, James Batten, ha señalado que el curso que viene serán ya 160 los alumnos que ocupen las aulas del colegio y que el staff de profesores y personal del centro alcanzará las treinta personas. Para Batten, “el roble plantado simboliza cómo queremos que crezcan nuestros alumnos, con raíces fuertes, para alcanzar sus metas con respeto y cariño hacia el medio ambiente”.

El árbol, un roble navarro, ha sido plantado a la entrada de la parcela destinada a la construcción del centro educativo, y simboliza el respeto al medio ambiente que preconiza el colegio y la perdurabilidad del proyecto.  

El roble, de cuatro metros de alto y cedido por la Asociación Josenea, ha sido criado por esta institución desde la semilla. Como indicaba el propio director de Josenea, Jesús Cía, presente en el acto, “se trata de un árbol muy fuerte de madera noble que se extiende en monte bajo por la mitad norte de Navarra. Es un símbolo de nuestra tierra y un árbol emblemático. Su vida oscila entre los 200 a los 1300 años”. 

Durante la plantación del árbol, varios niños, alumnos del colegio, han depositado junto a él, escritos, diferentes deseos que quedarán enterrados bajo su  sombra de por vida. El roble plantado hoy es el primero de los muchos árboles que con el tiempo formarán el denominado Bosque de los Deseos.

La parcela destinada a albergar el nuevo centro escolar del valle de Egüés será ocupada por un edificio que un futuro dará cabida a 500 alumnos navarros de todos los ciclos formativos, desde infantil a bachillerato. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.