SOCIEDAD

El Centro LGTBI ofrecerá información y formación sobre diversidad sexual y de género desde diciembre

El Consistorio ha aprobado un gasto máximo de 118.017,75 euros, de los que 9.834,81 euros corresponden a la mensualidad de diciembre.

Bandera arcoiris a favor del colectivo LGTBI.
Bandera arcoiris a favor del colectivo LGTBI.  

El Centro LGTBI, que se ubicará en la calle San Gregorio número 28, ofrecerá información y formación sobre diversidad sexual y de género tanto a la ciudadanía como a profesionales y asociaciones y realizará actuaciones para la prevención y sensibilización en materia de homofobia, lesbofobia y transfobia.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado hoy la contratación de la asistencia técnica del servicio de ‘Información y Atención a la Diversidad Sexual y de Género’, dependientes del Centro LGTBI (acrónimo de personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales) que está previsto entre en funcionamiento antes de que acabe al año.

El Consistorio ha aprobado un gasto máximo de 118.017,75 euros, de los que 9.834,81 euros corresponden a la mensualidad de diciembre, y el resto será incluido en el presupuesto de 2017.

La empresa adjudicataria, que contará con personal especializado, se responsabilizará del funcionamiento del servicio y de la gestión de los recursos materiales, humanos y económicos. La atención del servicio será presencial y telemática (web, redes sociales, boletín o correo electrónico) y contará con un fondo documental especializado en materia LGTBI (libros, documentos, audiovisuales y multimedia).

La adjudicataria se encargará, por ejemplo, de organizar campañas informativas y de sensibilización, realizar la programación de actividades y difundirlas, coordinarse con las entidades públicas y privadas que trabajan a favor de la diversidad sexual y de género, dinamizar la participación de personas voluntarias, desarrollar programas específicos de educación sexual o asesoramiento sexológico para trabajar temas de sexualidad y género con cualquier colectivo, ceder salas y espacios expositivos, organizar y prestar bibliografía y de los recursos técnicos con los que contará el centro, elaborar guías y velar por el cumplimiento de las normas del espacio.

ATENCIÓN SEXOLÓGICA Y PSICOSOCIAL INDIVIDUAL

El Centro LGBTI, una prioridad para el Ayuntamiento, ofrecerá, a las personas usuarias y a las familias que lo deseen, atención sexológica y psicosocial individual y grupal y encuentros para apoyo mutuo, además de gestionar la derivación a otros servicios cuando se requiera.

El horario en el que permanecerá abierto será de lunes a viernes 10 a 14 y de 17 a 21 horas. La empresa adjudicataria deberá diseñar un proyecto de actuaciones anual detallado y memorias trimestrales y de todo el año. Para ello contará con 3 personas técnicas de nivel B, una especializada en información, apoyo y promoción LGTBI y dos para el servicio de atención a la diversidad sexual y de género.

Deberán contar con al menos un grado, licenciatura o diplomatura y estudios de especialización o experiencia profesional demostrable de al menos un año relacionada con el área social (psicología, pedagogía, sociología, etc.) y con la participación, los grupos y el tejido social LGTBI en el caso del primer puesto de trabajo y atención sexológica, psicosocial y de género en los otros dos.

La valoración de las propuestas se realizará teniendo en cuenta la propuesta de trabajo (hasta 50 puntos), mejoras técnicas (30 puntos), oferta económica (hasta 15 puntos) y mejora social (hasta 5 puntos).

ATENDER APERSONAS QUE SUFREN DESIGUALDAD, DISCRIMINACIÓN E INCLUSO AGRESIONES

De esta manera el Ayuntamiento quiere prestar servicio, según recogen los informes del expediente, a las personas diversas en su orientación sexual o en su construcción de género que no responden a los dictámenes heteronormativos y que permanecen subordinadas en muchos sentidos.

Aunque ha habido un avance durante las últimas décadas en algunos derechos, y las personas LGTBi tienen mayor presencia en la vida pública, todavía sufren grandes desigualdades en su vida cotidiana y expresan sensaciones de malestar, soledad y discriminación además de sufrir agresiones.

El movimiento gay y lesbiano en Navarra comenzó su desarrollo a finales del los años 70 sacando a la luz pública una cuestión reducida al ámbito de lo privado y vergonzante y desde entonces ha buscado sensibilizar a la sociedad eliminando prejuicios morales y discriminaciones y creando sinergias con colectivos no específicos de la lucha LGTBI como Sare, Comisión Ciudadana Anti-Sida, grupos feministas, IPES, etc.

Entre las normas que sustentan el centro se encuentran el informe del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los derechos humanos 19/41 sobre leyes y prácticas discriminatorias y actos de violencia cometidos contra personas por su orientación sexual e identidad de género; el artículo 14 de la Constitución Española; la normativa estatal sobre matrimonios entre personas del mismo sexo y la adopción; la Ley Foral 12/2009 de 19 de noviembre, de no discriminación por motivos de identidad de genero y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales; o el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Pamplona del 9 de mayo de 2013 que declaró la ciudad “municipio libre de homofobia, transfobia, lesbofobía y bifobia”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.